2015_Palau de la Música Catalana

enero 6, 2015

Hoy, día especial para los niños, hemos decidido seguir nuestro recorrido aprovechando el ultimo día de fiesta de estas navidades, el destino ha sido el Palau de la Música Catalana (http://www.palaumusica.cat/).

Nos acompaña Alba, la sobrina de Mon que, cómo muchos otros adolescentes de hoy en día, no acostumbra pasar un día de fiesta dedicando una parte de su tiempo a este tipo de actividades.

previamente habíamos mirado los horarios de las visitas guiadas y optamos por la de las 13:30h en castellano, la en catalán era una hora antes, demasiado temprano teniendo en cuenta lo que teníamos que hacer con anterioridad.

Llegamos a las taquillas unos 15min antes, dos entradas generales y otra para estudiantes, una breve pausa sentados en la cafetería y entramos.

El grupo es reducido, nos volvemos a sentar en una sala ubicada debajo del escenario para ver un audiovisual de unos 15min donde conocemos un poco la historia y también algunos comentarios de las particulares sensaciones de varios artistas muy conocidos del mundo de la música y de la danza.

Las obras del Palau empezaron en 1905 y acabaron tres años más tarde, el proyecto fue una idea de el Orfeó Català, institución catalana impulsora de promover la música en general, que es al día de hoy, todavía la propietaria del edificio.

El encargado del proyecto fue el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, el edificio de claro estilo modernista, es algo único y ha entrado a formar parte del patrimonio mundial de la UNESCO en 1997.

Una vez visto el vídeo, Gonzalo, el guía, nos indica de subir a la primera planta, allí nos concentramos en la Sala Lluís Millet, lugar de descanso y encuentro. Salimos al balcón de doble columnas recubiertas de mosaicos de varios colores, Mon hace la graciosa detrás de una mientras yo voy tirando fotos.

Regresamos al interior y, tras una breve explicación entramos en la platea, nos indican que podemos sentarnos donde nos plazca, así lo hacemos. La sensación es de estar en un lugar único, todo lo que ven los ojos es digno de ser observado con atención, es muy extraño estar en el interior de un edificio pero a la vez tener la impresión de estar también fuera. La claridad es impresionante, la luz natural del sol entra suavemente mostrando detalles cómo colores, transparencias, figuras, flores, palmeras, frutos y me quedo corto.
Ubicado en el techo hay un increíble lucernario central que representa el sol, si mal no recuerdo está compuesto por 100kg de hierro y 900kg de vidrio de distintos colores.

Arriba del escenario un órgano, naturalmente alemán, cierra la parte final del palacio por encima del escenario. Gonzalo nos brinda a adivinar cuantas localidades hay pero, mientras empezamos a hacer un poco el recuento, nos pone unos 3min de sonido controlado por ordenador. Una vez acabada la música, subimos.

Desde arriba la visión es aún más bonita, mística diría, es cómo si todo cobrara vida, cómo si una voz dijera: hay que sentir esto con música. Seguramente es una experiencia que hay que vivir. Aquí vienen artistas de diferentes estilo de música, no solamente clásica, ya miraremos el programa de este recién estrenado año y, al igual que pudimos ver el gran concierto de año nuevo de Strauss en el Liceu, el siguiente podría ser aquí.

Al final nadie ha acertado con las localidades que son unas 2.100, Los asientos llevan una placa con nombre de mecenas y colaboradores que, a pesar de ello, si quieren ver un concierto, pagan cómo cualquier otro espectador.

Al acabar las explicaciones y el ruego de preguntas, nos dirigimos a la escalera para regresar a la entrada, unos tubos similares a los del órgano también con nombres de las personas y entidades colaboradoras que han hecho posible el restauro, nos acompañan hasta casi la planta baja.

Una visita que desde luego no debería faltar en cualquier recorrido turístico, de hecho una placa de Trip Advisor indica que es la atracción número 1 en Barcelona.

 

 

Fotos: http://www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157650251721522/

Una respuesta to “2015_Palau de la Música Catalana”

  1. Mon Says:

    es precioso, un sin fin de emociones además, como has comentado compartir con Alba el día de reyes y de turistas me ha encantado, ha sido un magnífico regalo!!!!
    23 D’abril, Sant Jordi , la rosa…. La música, el libro….. Y todo ello reflejado en una caja de cristal!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: