2008_Calçotada, 253Km

febrero 17, 2008

Hoy la ruta nos ha llevado a dejarnos mecer por las curvas de una bonita carretera de las tierras que, en otra época, vieron florecer una intensa vida monástica.

La orden del Cister creó aquí importantes centros para cultivar la espiritualidad entre el silencio y la tranquilidad que el propio paisaje emana.

Un territorio que parece confeccionado a retales de diferentes colores y texturas que la mano del hombre ha sabido combinar como si de un lienzo se tratara.

Campos que parecen haber sido peinados trazan un ritmo de líneas y direcciones en diferentes tonalidades ocres y marrones. Las viñas esperan latentes a la primavera.

Este tímido invierno ha despistado a los almendros que ya están en flor pero cualquiera lo diría al vernos sobre nuestras motos envueltos en capas y capas de ropa.

Al girar se perciben los molinos de viento sobre la silueta de los montes que se alzan desafiantes a medida que nos aproximamos. Cual si de Don Quijotes se tratara, se convierten en gigantes a nuestro paso. Nuestros Rocinantes relinchan valientes.

Al llegar al Monasterio de Poblet, hemos tenido el privilegio de aparcar en la plaza de acceso tras la puerta exterior.

Allí dejaríamos nuestras monturas a la espera de que el abad las bendijera como se bendice a los animales en San Antonio, mientras nos dirigíamos a una visita guiada concertada de una obra patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1991.

Qué decir sobre el hecho de que nuestra capacidad para mantener el silencio es casi nula y, cómo si de una excursión de párvulos se tratara, nos han llamado al orden más de una vez. Qué le vamos a hacer: el ruido va con nosotros…

Destacar de la visita, las impresionantes tumbas talladas de los reyes que se encuentran en la Iglesia. Las figuras y sus ropajes te transportan a esa otra época de damas y caballeros, a la época de las leyendas que se respira entre los muros de piedra y el jardín del claustro.

En la primera sala (sólo en ésta), la antigua cocina, Eduard ha colaborado con la guía ejerciendo de técnico de luces y portero.

Al salir, hemos sido testigos de una imagen creo, irrepetible, que esperamos pronto se encuentre en nuestro poder: Pep Pallarés ha subido al abad, sotana incluida, en su Ultra. Un tropel de paparazzi han corrido a inmortalizar tal evento; no me extrañaría que vendieran la imagen al mejor postor con un titular tipo: “macarra harlero obliga al abad de Poblet a subir en su endemoniada máquina para practicarle un exorcismo”.

De allí, nos hemos dirigido al restaurante “Hostal del Senglar”, ( www.hostaldelsenglar.com/ ), en la Espluga de Francolí para deleitarnos con unas espléndidas tejas de calçots.

Baberos puestos y manos desenfundadas, me atrevo a decir que no ha quedado ni uno.

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157603928747061/

Al principio la aventura era simplemente ir con el Barcelona Chapter del 28 de agosto al 6 de septiembre para hacer parte de la Route 66.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que nuestro itinerario para el mes de agosto según lo prometido por mi parte era Tailandia, resulta que, para “aprovechar” el desplazamiento al otro lado del charco, a Sonia se le ha ocurrido la brillante idea de cambiar totalmente el recorrido, os explico…

Vuelo directo BCN-NYC, tres días para ver la ciudad, alquiler de coche el cuarto día y para las Niagara Falls en la parte Canadiense. Volvemos a USA para visitar Detroit, Chicago, el monte Rushmore (el de las cuatro caras de los presidentes), veremos, o no, el oso Yogui en Yellostone NP, Salt Lake City, Reno, El Portal y el Yosemite NP (el de las secuoyas gigantes), San Francisco y finalmente Los Ángeles para juntarnos con el grupo cambiando el coche por la moto. La vuelta vuelo interno LA-NYC y luego BCN.

Dicho y hecho…

Nos ponemos dos fines de semana “enteritos” delante del PC y a reservar todos los hoteles, Aventurismo nos cambia los billetes y nos encuentra un coche a un precio razonable (el segundo, porqué el primero valía casi el doble).

Así que la aventura americana ahora se nos presenta “completita” solamente me falta el pasaporte válido para USA, que precisamente he pedido a mi consulado el pasado jueves y que estará listo en unas cuatro semanas… Rápidos he mis compatriotas!

La única duda que me queda es: ¿Tendremos suerte a la hora de entrar en USA sin que los agentes me empiecen a hacer preguntas cuya respuesta desconozco mas que nada porqué no hablo inglés :(?

Seguirá…

Logo: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157602063761778/

2008_Fontcalda, 314Km

febrero 2, 2008

Hacía casi dos meses que mi Ultra estaba descansando tranquilamente en el garaje, limpita y bien tapadita…

Esta semana he procedido a asegurarla en otra compañía que me cubre el robo y tengo asistencia en carretera, buen cambio.

También he llamado al dealer de Girona que por fin tenía mis puños calefactables, ya está hecha la comprobación, “funcionan” a la tercera va la vencida… obviamente quedo con ellos.

Así que ayer, repitiendo mi último recorrido del año 2007, bajo directo desde Andorra a Girona, proceden al montaje y llego, en perfecta hora inglesa, a Vilanova justo a la hora de comer.

Por la tarde recibo una llamada de Miguel, el cual, me dice que “sustituye” a JL para la salida de Fontcalda, quedamos en esperar el grupo en la área del Garraf en la C-32 ya que sería una tontería ir al punto de encuentro en la Pava para luego volver a pasar por aquí.

Esta mañana puntuales llegamos a la cita, llenamos el depósito y en pocos minutos llega el resto del grupo, numeroso por ser el mes de enero. El día acompaña, un poco de frío pero despejado, así que recorremos la C-32, nos incorporamos en la AP-7 y en Tarragona cogemos la T-11.

La primera parada en Falset ha sido para repostar las Sportsters, la segunda para visitar el Castillo de Miravet, poco que contar… la tercera para que nuestro director David nos proponga tres opciones: A ir a Fontcalda por un camino difícil con mucha pendiente, gravilla y baches, para conductores expertos, B ir a Fontcalda por un camino más fácil siguiendo a Pau y C quedarse descansando hasta la hora de la comida en el mismo pueblo.

Bueno, yo ni pregunto a Sonia que quiere hacer, está claro que la opción A es la única válida así que vamos pallá.

Tom tiene la carretera marcada ya que, es accesible también para los coches, hasta Fontcalda desde el desvío de la carretera principal, marca unos 7Km. de los cuales los primeros 4 digamos que normales, luego la pantalla se enloquece y empieza a dibujarme curvas raras, muy cerradas, pero a esto hay que añadir la fuerte pendiente y que es de doble sentido. Mientras le digo a Sonia que no apriete las piernas a las mías simplemente porque no puedo maniobrar con mis codos, pienso: espero no cruzarme con ningún coche porque aquí parar va a ser complicado. Dicho y hecho, allí estaba detrás de una curva un bonito Clio de color blanco, la suerte es que al ver muchas motos, el conductor tuvo la suficiente inteligencia y buen sentido de parar y dejar que nuestra caravana pasara de principio a final a pesar que manteníamos una distancia prudente de unos 20 metros entre motos.

Nadie se ha caído en este tramo…

Visita a Fontcalda, foto de grupo y lo mejor, cruce del río en motos, como si fueran de trial, motocross, enduro… bueno el truco consistía en cruzar con tranquilidad sin frenar y sin miedo. Como siempre hay el que se sale de la norma, éste ha acabado con los pies mojados pero no le ha pasado nada a la moto por la rápida intervención de los “vigilantes”.

Una vez acabada la aventura acuática, nos dirigimos a la carretera pasando por dos túneles sin luz de la “Via Verda” sin cruzarnos con ninguna bici.

Eran casi las 15:30h y por fin entrábamos en el restaurante hambrientos, unos patés, ensalada, escalivada y el segundo que ya estaba escogido con anterioridad, correcto, nos levantábamos muy tarde y para el regreso ya no podíamos contar con nuestro calentador natural: el sol.

Justo antes de entrar en Gandesa para repostar me doy cuenta que no puedo cambiar las marchas, llego a la gasolinera y veo que el mecanismo del cambio está suelto, ya ha pasado a varias motos, por lo tanto me quedo tranquilo, llamo a David que en una intervención rápida lo vuelve a montar (sólo era un tornillo flojo).

Ya en la AP-7 justo antes del desvío a la C-32 empezó ha llover, claro pensé, esto es lo que faltaba para acabar bien el día… pero nada de trajes de lluvia, cuatro gotas, sobre las 20:00h finalmente en casita y a descansar…

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157603843940007/