Sábado 16 de julio

Va siendo hora de poder disfrutar de vez en cuando de algún sábado, ambos lo hemos acordado y éste es el elegido con la excusa de subir a Andorra para participar a la concentración, certamen donde yo también he formado parte del comité organizador en el pasado.

Este año es la décima edición y para cambiar las reglas es itinerante, creo que es buena idea.

Salimos a las 9:00h en compañía de Gemma y Cesar, ellos con BMW GS recién estrenada, el recorrido de siempre por Sitges, Vilanova, Vilafranca, Igualada, Pons donde paramos para tomar un café, Oliana, La Seu.

Entramos en Andorra, cómo de costumbre, tráfico hasta Sant Julià de Lòria, luego despejado. Llegamos a Andorra La Vella donde está concentrado todo el mundo, una calle cortada, allí se celebra la carrera de lentos. Aparcamos, busco a Nacho, lo veo al final, voy y en el recorrido me encuentro a varios amigos que saludo brevemente y a “Ultra”, me hace ilusión pero sigo. Una vez recibida la información de donde nos vamos a hospedar, volvemos a subir a las motos y al hotel nos dirigimos.

Calor es poco, el termómetro marca 32º, uff. Ya en el hotel nos dicen que la habitación estará lista a partir de las 15:00h no hay problema, lo que queremos es ponernos algo de ropa más ligera, lo hacemos en un baño que nos indican. Regresamos al punto de encuentro donde nos reímos un rato viendo la carrera de “caracoles” denominada así por Cesar.

Salimos ahora en grupo y volvemos a bajar hasta Sant Julià donde subimos a la Rabassa por el camino más largo a una velocidad lenta, cómo de costumbre muchos no llevan muy bien los giros cerrados con las Harleys, yo ya soy veterano y dejo el suficiente espacio con el que nos precede.

Sin accidentes llegamos al restaurante, aparcamos. Ahora sí voy a inspeccionar a Ultra, poco ha cambiado, unos retoques lógicos a gusto del nuevo propietario y poco más. Finalmente arriba veo a Xavier, un abrazote, le pregunto que tal la moto y me dice que muy bien, ningún problema, el mantenimiento que le toca y nada más, está contento de su compra y, en el fondo, yo también por dejarla en tan buenas manos.

Comemos en diferentes mesas a la sombra pero sigue el calor asfixiante, gente de Barcelona de ambos Chapter, Madrid, Lleida, Zaragoza, Teruel, Alicante y obviamente Andorra.

Arroz de montaña que nada tiene a que ver con los que se servían cuando yo vivía aquí, la compañía es agradable, charlo con Enrique, el único superviviente de los que éramos al principio, todos nos hemos marchado exceptuando él y Nacho pero ya se sabe cuando unos se van otros vienen, así es la vida.

Poco a poco la gente se va marchando para retirarse a descansar un rato, nosotros también. Una vez en la habitación aprovechamos la hora que nos queda y, de nuevo en marcha.

Nos concentramos otra vez donde la mañana, aparcamos y damos una vuelta alrededor hasta la hora de salida del paseo de banderas que se desenvuelve por el centro con un guardia urbano que nos abre camino y varios voluntarios de la organización que van cerrando paso a los coches.

Desde el centro bajamos hasta Santa Coloma para luego volver a subir hasta Encamp, desde allí nos desviamos a Vilà donde empieza una nueva carretera, recién abierta precisamente para una etapa del Tour de France de este año, que une este valle con el de La Massana.

En fila india y a una distancia prudente la serpiente de Harleys va subiendo poco a poco, alguna curva es realmente muy pero que muy cerrada, pienso: no sé yo si todo el mundo será capaz de subir por aquí sin accidentes…

las vistas son preciosas, el sol desaparece, la temperatura es ahora muy agradable. Paramos para hacer la foto de grupo en una ermita en Anyos, desde este punto tenemos a La Massana a nuestros pies. Justo aparco a Desy al lado de Ultra, entre medio solamente la GS de Cesar, tengo que aprovechar el momento y le pido a Mon que me haga una foto que de verdad se le puede llamar recuerdo.

Esperamos un rato a que lleguen los últimos, nos enteramos que dos se han caído, ya lo sabía yo…

Regresamos a las motos y bajamos poco a poco hasta llegar a La Borda del Avi donde nos espera la cena. Nos sentamos junto a unos personajes de Barcelona que tienen su propio grupo, son divertidos.

Cenamos, bebemos con moderación hasta que llega la hora del concierto, hoy tocan Gunshot, un grupo francés que ya estuvo hace años.

El batería es todo un personajes, pone unas caras que son para reírse, también un integrante oriental del Barcelona Chapter nos hace reír muchísimo con su cámara grabándolo todo. No me puedo contener, saco la GoPro y le grabo a él y al batería.

Llega Pedro y nos abrazamos, no ha podido estar hoy por tener un compromiso familiar pero al final ha venido.

Para la música, empieza el sorteo y la entrega de premios, la temperatura baja en picado y hace frío, yo había avisado… cuando no podemos más nos vamos.

Casi tiritando llegamos a las habitaciones, quedamos en desayunar juntos a las 10:00h no tenemos prisa, en seguida nos dormimos.

Domingo 17 de julio

El desayuno muy completo, el problema quizás ha sido el ruido de la multitud de niños alojados en el hotel y que estaban también desayunando a la vez que nosotros.

Salimos, toca shopping, la temperatura es todavía aguantable, poca gente, genial. Una vez llegados a la avenida Carlemany nos metemos en diferentes tiendas juntos o separados, cada uno compra lo que quiere o lo que necesita. Acabamos llenos de bolsas, ahora ya hay mucha gente, regresamos al hotel más tarde de las 12:00h, hora prevista para dejar la habitación pero no pasa nada. Check-out, cargamos las maletas y nos vamos.

Antes de salir de Andorra efectuamos una última parada en Motorcard donde Cesar mira unos precios sin comprar.

Vista la hora decidimos parar a comer por el camino y lo hacemos en un restaurante en Alàs justo pasado La Seu d’Urgell en dirección Puigcerdà donde ya había comido en alguna ocasión cuando todavía residía por aquí. Aparcamos justo delante y tenemos suerte en encontrar una mesa disponible. Han tardado bastante en servirnos pero la espera ha valido la pena.

Regresamos a la carretera, una vez pasado Oliana, nos desviamos a la izquierda por una carretera de montaña, muy divertida para hacer en moto, que ya recorrí hace muchos años en una salida con el Chapter. En este tramo Cesar pisa a fondo y poco a poco va dejando espacio entre nosotros hasta desaparecer.

Nos volvemos a encontrar un poco más adelante, nos espera para precedernos mientras Gemma nos graba en un tramo, la historia se repite y en unos minutos volvemos a perderlos hasta el primer desvío, unos cuantos quilómetros recorridos entre naturaleza y muy poco tráfico, donde nos volvemos a juntar.

Empezamos ahora a bajar, la carretera se ensancha, la velocidad va en aumento, nos pegamos un susto justo en una curva donde en un tramo recién asfaltado, la gravilla del alquitrán nos hace mover las ruedas traseras en exceso, afortunadamente todo queda en una anécdota.

Paramos a tomar unos cafés y agua fría justo antes de entrar en Solsona en un camping con piscina a tope de gente, la temperatura sigue por encima de los 30º.

El resto del viaje transcurre sin nada más que comentar, un poco de tráfico en la A2 que se intensifica a partir del túnel del Bruc. Parada para repostar en la C32 y finalmente llegada a Garraf donde nos despedimos.

Fotos:

IMG_8866

2016_Cadaqués, 410Km

julio 10, 2016

Anoche la selección italiana ha sido eliminada a los penaltis de la Eurocopa, por primera vez en toda la historia del futbol, Alemania se ha clasificado. Duele salir así pero lo hacemos con la cabeza bien alta. Nos acostamos sin cenar pasadas las 00:00h.

Suena el despertador a las 06:00h, una hora y cuarto más tarde salimos en dirección Cadaqués, un año más nuestros amigos Inma y Edu han organizado un finde Harley.

Sobre el trayecto poca cosa que contar, más bien encefalograma plano, nada de tráfico, aprovecho para darle caña a Desy. El último tramo cómo siempre el más divertido con sus curvas.

Entramos en el pueblo sobre las 09:15h, llamo a Edu que nos viene a buscar con el scooter a la gasolinera, una vez arriba aparcamos y entramos en su casa, allí nos encontramos con Inma, Josep Maria Tirapu y Carmen, José Luís Pader y Mari Pau a punto de desayunar. Nosotros probamos los famosos “taps” y un café.

Chico y Sonia ya se marcharon ayer, en breve lo harán los Tirapu, hoy celebran el cumple de su hijo así que este finde es: unos llegan y otros se van…

Despedimos a los Tirapu, hablamos un poco de Desy y de las mejoras con respeto al modelo anterior, bajamos, compramos provisiones y vamos a esperar que Edu nos venga a buscar.

Ahora el cielo está completamente despejado, un poco de tramontana, los colores del principio de verano, que éste año parece no arrancar, siempre son bonitos al igual que las preciosas vistas de Cadaqués y de su costa.

Amarramos en un lugar donde no faltan barcos de todos los tamaños. Pasamos un rato hablando hasta que me decido a probar la temperatura del agua directamente tirándome de cabeza en ella, es el primer chapuzón del año… un poco fría está, pero es genial.

Va transcurriendo la mañana hasta que nuestras barrigas nos reclaman comida que repartimos en un plis, siguen llegando barcos, alguna que otra moto de agua corriendo a altas velocidades.

Una vez acabado de comer, nos tumbamos un poco para hacer una pequeña siesta, Edu duerme la friolera de unas 2h!!! Inma dice que ya no está acostumbrado a beber y anoche se pasó un poco, que descanse tranquilo.

Cuando todos nos hemos vuelto a incorporar, llega un barquito-bar que ofrece bebida y helados, le llamamos y pedimos unos mojitos que nos llegan bien cargaditos…

Regresamos.

Después de la ducha Inma y Edu se van a la casa de al lado donde se celebra una fiesta de cumple de un inglés vecino, un compromiso ya adquirido con anterioridad que no les impide hacer acto de presencia durante un tiempo razonable y volver a juntarse con nosotros. Mientras tanto, tomamos la decisión de regresar a Barcelona después de cenar.

Lo hacemos en la pizzería de siempre mientras Francia pasa por encima a la pobre Islandia, se le ha acabado el sueño de clasificarse para unas semifinales.

Finalizada la cena, sin prisa pero sin pausa, nos vamos a las motos, nos despedimos, siempre es un placer compartir ratos agradables con amigos entrañables y regresamos a casa, lo hacemos juntos hasta pasado el peaje, hasta la próxima amigos.