El año pasado, en ocasión de la onceava edición, hicimos un “sube y baja”, este año hemos tomado la decisíon de subir y quedarnos, decisión acertada, pero empiezo desde el principio…

Desy después de su viaje en solitario a Praga, o mejor dicho, en compañía de Edu y Inma, vuelve a estar disponible para nosotros.

Programamos este “finde” con antelación, nos acompañan una vez más Cesar y Gemma con su GS aunque Cesar ha estado a punto de venir con Harley. La idea vino de él, un día dijo: este año podríamos alquilar una Harley pero al final cambió de opinión a pesar de que yo le habría ofrecido la mía ya que Edu me hubiese dejado la suya.

Hicimos la prueba el pasado domingo, salimos de Garraf en dirección Castelldefels, él delante conduciendo a Desy y yo atrás en su GS. Una vez llegados al principio de las costas dimos la vuelta y conducimos hasta Sitges.

Mientras él se familiarizaba con la Harley yo atrás jugaba con la BMW que por cierto se lleva con dos dedos. Curioso ver delante Desy conducida por otra persona. Una vez llegados a la gasolinera de Sitges, paramos, intercambiamos las monturas, Cesar habla de sus impresiones y me comunica que se atrevería a subir hasta Andorra pero no en hacer según que curva una vez llegados allá.

No pasa nada, era una posibilidad, lo hemos intentado. Seguimos hasta la Cantera, un café y de vuelta a casa para la hora de comer.

Sábado 28 de julio

A una hora prudente salimos y sin ningún problema llegamos a la Seu d’Urgell, giramos para hacer el último tramo por la N-152 y mas o menos en la mitad, chan chan, coches parados, cálculo que faltan unos cuatro kilómetros hasta la aduana, pues nada a adelantar por la derecha en primera y poco a poco.

Una vez dentro del “Pais dels Pirineus” en lugar de irnos al punto de encuentro de la “concentra” vamos a hacer shopping, ya estaba hablado con anterioridad, este año nos vamos a comprar dos trajes de Goretex definitivos y nos vamos a olvidar para siempre de los trajes de lluvia de plástico. Cesar y Gemma nos asesoran sobre el modelo y la marca, los probamos y nos lo llevamos, Mon se lleva también unos guantes, yo ya los tengo, ahora solamente le faltarán unas botas.

Entre el tiempo perdido para la compra, la equivocación (mía) con el hotel y la llegada al correcto el resultado ha sido que todos salían hacia el lugar de la comida justo en el momento que llegábamos nosotros, no pasa nada. Check-in, soltamos maletas, nos cambiamos, hace un calor tremendo y nos volvemos a poner en marcha en dirección Pal pasando por el túnel de las dos Valiras.

Una vez arriba y con las motos aparcadas, llegamos a la terraza donde todos están sentados a la esperas de la comida, quedan libres un par de bancos, eso sí, al sol, unos chicos de la organización nos traen una sombrilla, genial, el problema ha sido que al rato se la han llevado un poco más hacia otra mesa y volvemos a estar bajo el sol que está pegando bastante.

Adquirimos los rally packs con todo incluido, este año la camiseta es divertida con doce huevos dibujados.

Nos refrescamos con cervezas, nos traen la comida, entre plato y plato saludo como cada año a los amigos de Andorra, Barcelona, Madrid, San Sebastian y Zaragoza. Me pongo a hablar con Xavi, el propietario de Ultra la cual desgraciadamente sufrió una caída dentro del parking y en este momento se está pintando. A parte de nosotros hay mucha gente, familias, niños que ha subido para hacer mountain bike, tirolina y, precisamente esta última actividad, es la que se nos ofrecen pagando una pequeña cantidad extra, nos apuntamos.

Para hacerlo breve solamente diré que al principio Mon no quería pero, como siempre, acabó haciéndolo y disfrutando del momento, lástima que el recorrido es corto. Digamos que esta ha sido, sin querer, la prueba general de lo que va a ser la experiencia en la selva cuando estaremos de vacaciones en Costa Rica.

Que más decir, a si, para variar hemos ido los últimos, cuando volvíamos a las motos, casi no quedaban aparcadas.

Tras un breve descanso volvemos a salir para dar el paseo de rigor todos juntos o casi, una vueltas por la calle del centro y subida hasta Arinsal, justo antes de llegar al final empiezo a tener problema con el embrague, ha dejado de funcionar, aprieto pero no va… se cala la moto. Miramos el nivel del aceite y efectivamente está bajo mínimo, decidimos regresar a La Massana para comprar en una gasolinera y reponer lo que falta. Bajo cambiando sin embrague y sin parar ni siquiera en un semáforo en rojo, menos mal que era uno de obra, no de un cruce. Sin mayores complicaciones solucionamos el problema. Mon dice que siempre nos tiene que pasar algo cuando estamos con Cesar y Gemma pero la verdad es que siempre han sido tonterías.

Descansito y en marcha, esta noche tenemos cena y fiesta en el Inu, la zona privada de Caldea, donde llegamos andando en un momento. Nos reciben con un Aperol Spritz, nos tomamos un par para empezar la fiesta como es debido, vamos hablando con unos y con otros, sale el pica-pica, prácticamente no puedo comer nada, solamente jamón pero aprovecho la barra libre hasta el final, jii. La verdad es que nos lo estamos pasando genial, un grupo tributo a AC/DC se pone en marcha, lo hacen muy bien, pasamos de las cervezas a las copas ahora ya de pago, nos retiramos a una hora prudente, o no, según se mire, recuerdo que la última vez cuando la miré marcaba 3:30h.

Domingo 29 de julio

Felicidades Amor!!!

Desayuno a las 10:00h mas o menos en condiciones, evidentemente al no haber casi cenado devoro la comida más que de costumbre, Cesar y Gemma tienen un detalle con Mon, gracias. Nos despedimos de Juanjo, su mujer y otros del Madrid Chapter, regresamos a las habitaciones, ducha y en marcha.

Una compras de última hora, luego decidimos lo que vamos a hacer que es ni más ni menos ir a Alàs a comer en el restaurante donde fuimos también la vez anterior, un acierto como siempre.

A partir de aquí solamente decir lo mal que lo hemos pasado con las temperaturas que rondaban los 37º en la zona de Ponts donde paramos en una gasolinera a beber agua, esto es insoportable.

Nada más que añadir, finalmente entramos en Garraf, nos despedimos, aparcamos y finalmente nos quitamos la ropa, una buena ducha fresquita. Acabamos el día cenando en el chiringuito de la playa con Laura, Alba y Alessandra.

Fotos:

https://www.flickr.com/photos/fabryhd/albums/72157697179998302