2009_Estany de Cabana Sorda

octubre 31, 2009

Weekend en Andorra…

Tras mis obligaciones laborales de primera hora, regreso a casa y preparo dos tapperware de pasta, un poco de fruta, agua y la indispensable mochila. Megane y pa arriba, destino les Valls d’Incles.

Era la primera vez que íbamos a este rincón de Andorra. Nada más dejar la carretera principal, nos encontramos con otra secundaria cuya longitud es de 3Km. Los edificios dejan paso a casas de piedra. Algunas de ellas tocan directamente el camino que forma unas curvas suaves en la parte baja del valle. Llegamos hasta el final y regresamos al km 1,5  para aparcar justo al principio del camino que indica Cabana Sorda.

Esta vez, Sonia ha escogido un camino cuyo desnivel es de 475m. y claro está, esto se ha notado sobre todo subiendo. El día acompaña, ni frío ni calor y en poco más de 1/2h., estamos ya a una altura considerable. Decidimos parar a comer.

Sin café, seguimos de inmediato. El camino entre árboles deja paso a una explanada donde nos encontramos una bifurcación. Seguimos el camino programado. Nos cruzamos con más gente hasta llegar finalmente a la cabaña y al lago ubicado justo al lado. El lugar no tiene nada de especial pero las vistas hacía el valle sí.

Ahora empieza a notarse la bajada de temperatura, así que emprendemos el camino de vuelta. Si en la subida hemos notado un poco la falta de entrenamiento; en la bajada hemos notado el esfuerzo en nuestras rodillas. Tanto que cuando al llegar al coche y Sonia me pide hacer unos escasos 300m. para hacer fotos a unos caballos, me niego en redondo y cogemos el coche. Por hoy ya está bien de andar…

Sonia no sale en ninguna foto porque con el rollo de su nueva cámara réflex, ni se me ocurre pedírsela…