2018_París, Día 5

mayo 4, 2018

Hoy Mon se levanta conmigo, mientras ella prepara el desayuno yo me peleo con el calentador sin poder solucionarlo. Pues nada nos duchamos como podemos con agua fría o mejor dicho, helada y salimos a la calle.

Café en el bar de la esquina y metro hasta “la Défense”. Salimos al exterior para ver la nueva zona de oficinas y, sobre todo el arco moderno mandado a construir por el ex presidente de la República Francesa François Mitterand. Desgraciadamente está de reforma o, mejor dicho, de limpieza, si, si, lo habéis oído bien. Resulta que el “Arche de la Défense” es un simple arco a forma de “U” invertida enorme, hay que recordar lo que expliqué hace unos días que el primer arco del triunfo entraba hipotéticamente en el segundo y el segundo en este, bien, una estructura moderna recubierta por paneles desmontables que en este momento están de limpieza así que faltan todos los de el lado derecho.

Sacamos unas fotos y también a un enorme, debe de ser el denominador común de esta zona, dedo gordo de la mano, se trata de una reproducción del dedo del escultor italiano César, que nada tiene que ver con el general romano, realizada en 1965. El original medía 40cm y este 12m.

Regresamos al metro y nos bajamos para ver el Arco de Triunfo del medio, esta es una plaza con mucho tráfico en París, alrededor una marea de orientales intentando sacar fotos, nosotros damos la vuelta a la plaza para finalmente descubrir que el único punto con visibilidad idónea es la del medio de la isleta de la avenida central, desde allí la foto sale genial, vamos, la hacemos y nos vamos. Que agobio, por favor.

Caminamos hacia el Trocadero, edificación que alberga la escuela de arquitectura. Su ubicación es justo detrás de la Torre Eiffel al otro lado del Sena. Hoy si que hace calor, debe de ser por el sol y el cielo que está completamente despejado, me quito la sudadera y me quedo en camiseta, por fin!!!

Pasamos por la agencia a recoger las entradas para subir a la Torre Eiffel (https://www.toureiffel.paris/es), nos las entregan y nos citan para las 12-12:15h una persona nos acompañará hasta la subida del ascensor. Tenemos una media hora larga así que decidimos ir a tomarnos un café, quiérenos sentarnos en una terraza pero mientras le preguntamos al camarero donde nos podemos sentar a tomar un café, un energumeno que debe de ser el propietario del local le dice al camarero que estas no son horas para café y que las mesas ahora están para sentar gente a comer, nos vamos al siguiente bar y para evitar que se repita la situación entramos a tomar un café en la barra, lavabo y regresamos a la agencia donde esperamos a que nos recogen.

Una vez llega el guía, nos acercamos a una de las entradas para acceder al recinto, pasamos dos controles de seguridad con metal-detector incluido en ambos y finalmente subimos directamente a la segunda planta.

Una vez salimos del agobio de la cola para subir a la cima, actividad no incluida en nuestro billete, podemos por fin disfrutar de las vistas a 360º sobra París, una gozada. Debido a que llevamos ya varios días en la ciudad, reconocemos al instante las siluetas de los edificios, sacamos fotos, selfies, disfrutamos paseando en ella, una vez acabada la vuelta completa empezamos a bajar, primero unos metros más abajo por unas escaleras y luego con el ascensor hasta la planta primera. Seguimos con las fotos para finalmente bajar el último tramos por las escaleras hasta tocar el suelo, salimos.

Habíamos dejado en la agencia, la borracha ya que no está permitido entrar con ella pero hasta las 15:00h no vuelve a abrir así que vamos a comer a un pseudo italiano un par de platos de pasta, una cerveza bien grande y fresquita, un par de cafés y ya ha llegado la hora.

Una vez recuperado el objeto en cuestión, vamos caminando hasta la boca de metro más cercana, unas paradas, cambio de línea y subimos al exterior para nuestra siguiente visita, el Panteón (http://www.paris-pantheon.fr/es/). Entramos y sacamos el ticket completo que incluye la subida a la azotea, todo un acierto.

Primero visitamos la planta baja, es majestuoso, inicialmente se construyó para albergar el relicario de santa Genoveva pero está dedicado a los grandes personajes que marcaron la historia de Francia exceptuando a los militares que se honraban en el Panteón militar de Los Inválidos.

Justo en el medio hay un péndulo que demostró en su momento la rotación de la tierra, el que está actualmente expuesto es una réplica.

Después de un intento para ver la cripta, vamos ahora al punto de encuentro para la visita en la parte superior, un grupo enorme de franceses y otro reducido de otras nacionalidades. Vamos subiendo poco a poco hasta llegar a la parte más elevada del edificio, hoy la cosa va de alturas. Una agradable sorpresa con las vistas a esta hora de la tarde y con bastante menos agobio que la mañana nos hace pasar un buen rato hasta que termina la visita.

Andando nos vamos acercando a los “Jardins de Luxembourg” (https://es.parisinfo.com/museo-monumento-paris/71393/Jardin-du-Luxembourg) donde entramos en seguida. Parece un día festivo y no lo es, repleto de gente de todo tipo disfrutando cada uno a su manera, gente leyendo, charlando, jugando, descansando, tomando el sol, parejas, amigos, familias, niños, jóvenes, fantástico.

Los recorremos por completo, salimos y entramos en otros más estrechos que siguen, se acaban y antes de entrar en el los siguientes, paramos un momento a ver y sacar una foto al la escuela de arqueología, un edificio atípico hecho con tochos rojos.

Seguimos caminando, hoy también tela marinera lo que hemos andado y aún no hemos llegado a casa. Poco a poco nos vamos acercando a la última visita programada de hoy, las catacumbas pero una vez allí un cartel expuesto nos decía que justamente hoy estaban cerradas, que pena, lo dejaremos para el domingo por la mañana ya que tenemos un hueco.

Llegamos a casa, una vez más reventados, volvemos a salir para comprar la cena, hemos encontrado una pescadería, intercambio unas palabras en italiano con el chico que despacha y que tiene a su hermano trabajando en Turín, volvemos a intentar arreglar lo del calentador y nada. Cena y a dormir, mañana será el último día completo aquí.

Fotos:

https://www.flickr.com/photos/fabryhd/albums/72157696067042464

Una respuesta to “2018_París, Día 5”

  1. mon Says:

    POR FIN!!!!!! que maravillosa vista de la Torre Eiffel desde el Trocadero, impresionante estar a los pies del edificio más emblemático de París,si… ahí estoy, en la Torre Eiffel.
    Hoy he sentido que paseaba por las nubes… por las alturas de una gran ciudad, un paseo por los jardines interminables, sin prisas y contigo ❤ !!!! TVMB


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: