2018_Puerto Viejo-Bocas del Toro, Día 5

octubre 19, 2018

Hoy nos hemos despertado 10min antes de que tocara el “despi”. En marcha, ducha, cierre de maletas y mochilas, nos largamos con tiempo más que suficiente para desayunar, en el lodge no está incluido, aparcar el coche y estar a la hora convenida para que la “buseta” (mini bus) nos recoja.

Antes de seguir voy a hacer un inciso, como bien indica el número arriba, llevamos cinco días aquí, bien, desde el primero estoy intentando subir las fotos en flickr sin que se haya completado la carga, eso es debido a que aquí existen distintos problemas, no hay fibra óptica, esto quiere decir que sin banda ancha las fotos tardan en subir una eternidad, luego resulta que los dispositivos que permiten subir las fotos (routers) por las noche se apagan para ahorrar energía (¿?) alucino, parece ser que son “normas de la casa”, habré que montar una empresa de asesoramiento, digo yo… en fin. Bueno de momento aún no puedo regalaros fotos…

Pura Vida.

Volviendo al relato del día, hemos desayunado genial en un bar panadería como no, de italianos, yo naturalmente hablando en español… la verdad es que todo muy bueno a un precio accesible.

Nos recogen, nos vamos, somos un grupo de unas quince personas, una vez más nosotros somos los únicos de habla hispana. No tardamos mucho en llegar al punto donde se acaba Costa Rica, empezamos los trámites de inmigración y aduana que básicamente consisten en pagar una taxa para el estado y una comisión de 1USD para el estanco (¿?), todo legal, naturalmente, para lo que concierne Costa Rica, una vez cruzado el puente que lleva a Panamá volvemos a hacer cola y papeleo, en fin, tiempo aproximado perdido más de 1h para quince personas. Mejor no mencione las condiciones de las instalaciones aduaneras. Halloween puede dar una idea.

Al otro lado nos espera otra furgo de lo más, ni se cómo definirla, una Toyota que supongo perteneció a algún almirante que formó parte del ataque a Pearl Harbour…

Que decir del conductor, bueno, quizás comunicarle que cuando una marcha llega a su fin, la única cosa que queda por hacer es cambiarla para la siguiente y que de nada sirve quedarse forzando más porqué el motor no da para más.

La carretera hasta Almirante, donde nos espera una lancha que nos llevará a Bocas Town en la isla principal de Colon (https://www.visitpanama.com/a-donde-ir/bocas-del-toro/), es tercermundista, mantenimiento cero, destrozada al igual que los amortiguadores de la “buseta” los cuales hace tiempo que se deberían haber sustituidos.

Naturalmente a pesar de haber pagado la excursión, nos acompañan en cada tramo “voluntarios” que amablemente nos ayudan a subir y bajar las mochilas simplemente a cambio de una propina libre, uno en cada lado de la frontera. Además aceptan indiferentemente moneda local, dólares americanos y hasta otras monedas si procede.

Desembarcamos y aquí cada pareja o grupo de amigos se diluye y desaparece, a nosotros solamente nos queda coger un taxi (lancha) que nos lleve a nuestro lodge ubicado en la isla de Bastimentos, algo muy fácil de encontrar por solamente 3USD por persona.

Cruzamos y llegamos en seguida, cuando amarramos, la chica que nos recibe nos indica que esos señores en esa lancha les están esperando para la actividad concertada por ustedes para esta tarde: snorkel y visita a Red Frog Beach. Uff, no vamos a poder comer…

Sin prácticamente check-in, nos cambiamos y para la lancha que vamos, allí dos hermanos morenitos y regordetes nos llevan a otra isla, unos 20min de snorkel, hay un poco de corriente que a Mon no le hace nada de gracia y luego desembarcamos en la isla prevista. A la entrada cobran $5 por persona pero justo antes de llegar a la garita recuerdo que no he cogido absolutamente nada de dinero, regreso a la lancha para que nos presten $10, pues no los tienen así que se van a hablar con el chico que cobra el cual le dice que si él no ingresa los diez dolares al cerrar la caja no nos puede hacer pasar. Yo mientras tanto miro a ambos que hablan entre si sin mirarse un solo momento, que rara que es la gente de aquí. Finalmente nos deja pasar, cuando nos dejen en el hotel yo le doy el dinero y el capitan regresa a pagar.

llegamos a la playa, pongo el pareo en la arena, protector solar, despertador y, adiós muy buenas hasta la hora de regreso.

Ya está por hoy, ahora tranquilidad, ducha y a por el cocktail de bienvenida que nos vamos. Nos explican más o menos todo, decidimos quedarnos a cenar aquí, vamos a explorar un poco la zona de la costa, claro se me olvidó decir que estamos en unas construcciones tipo bungalow encima del agua (ver fotos cuando se pueda), pues nada, después de una vuelta incluyendo un susto por parte de Mon, la frase fue: Hayyy algo nos está siguiendo y me pasa delante, yo me paro me giro y allí estaba el “algo” un gallo que nada más verme se para en seco, nos intercambiamos las miradas, luego cada uno sigue su camino.

Hora del happy Hour, 2×1 paga un cocktail y llévate dos, pues venga, margarita para mi y piñacolada para Mon. Cena con vino y a dormir, mañana día completo de visitas a varias islas de este archipiélago.

Fotos:

https://www.flickr.com/photos/fabryhd/albums/72157697096283990

2 comentarios to “2018_Puerto Viejo-Bocas del Toro, Día 5”

  1. José Luis Aguilar Says:

    Tio, que “stress”, descansa un poqiitin.
    Cuidaros mucho.

  2. José Luis Aguilar Says:

    Mañaña sigo.
    Um abrazote.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: