Tras dejar la capital de Eslovenia, nos dirigimos al sur parando en una área de servicio para tomar el ultimo café con los Propers un abrazo y de nuevo en la carretera, paramos en la última gasolinera para llenar los depósitos, en la aduana unas fotos e ya estamos en Italia… sin más dilaciones vamos a un ritmo elevado parando solamente dos veces para comer y repostar.

La idea inicial era la de llegar hasta Ventimiglia pero nos hemos parado a 110Km, por el camino poca cosa que contar, sol de frente, vamos hacia el sur-oeste, ya tengo de nuevo la nariz roja… cuando llegamos al principio de los túneles, JL dice que tiene frío, amenoramos la velocidad, paramos, cambio de gafas, el se pone jersey, y a una velocidad prudente recorremos el camino que une la autopista que viene de Milán y Alessandria hacia Genova y Savona.

Salimos a Vado Ligure, aquí hay un dealer que a lo mejor visitamos mañana pero no encontramos, por segunda vez en dos días, hotel, es lo que hay cuando uno viaja sin reservas… seguimos hacia el siguiente pueblo, Spoleto, nada más meternos en su paseo marítimo, JL indica arriba, hay un edificio que pone “Best Western” allí vamos (www.acquanovella.it), hay habitación, mejor dicho, una habitación doble, no con dos camas, con dos habitaciones, una con cama de matrimonio y la otra con cama normal, bien, me quedo con la grande y pienso que esta noche podré dormir más tranquilo, duchita, cena abajo, partido de futbol Ucrania-Italia 1-2, blog y a dormir que tantos kilómetros se notan, mañana nos queda visitar Mónaco y llegada al punto de salida.

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157602030283599/

Esta noche pasada caí redondo en la cama, de un tirón hasta las 07:20h de esta mañana… qué bien… recogemos todo para meterlo en las maletas y bajamos a desayunar. Completo, salado, dulce, frutas y como no un buen cappuccino que es el último hasta mi próximo viaje a Italia.

La temperatura es de 26º y el sol ya calienta así que nos vamos directos a Mónaco, la bajada por la carretera que une la autopista hasta el mar es espectacular, me recuerda una película de 007, al entrar en Montecarlo nos encontramos con mucho tráfico y demasiada calor así que al llegar al puerto, JL decide aparcar encima de una acera y preguntar dónde hay una tienda de souvenirs que, casualidad de la vida, está a unos escasos 100mts.

Imán, pin y parche, un café con hielo sentados en una terracita y otra vez para arriba a coger la autopista, quedan muchos kilómetros para llegar a nuestro destino.

Paramos en una área a comer algo rápido, está plagado de rumanos, de hecho hay como tres autocares con matrícula de ese país, total que dejan los lavabos casi intransitables pero que le vamos a hacer.

Seguimos… en el último tramo del sur de Francia, JL decide que ir a 139Km/h, que es lo máximo que permite el cruise, nos llevaría demasiado tiempo, así que le mete caña y yo, como no, detrás de el… a las 18:04h pasamos la Jonquera, sobre las 20:00h el sale para Castelldefels y yo sigo para Vilanova.

Antes de aparcar la Ultra, controlo el aceite, falta muy poquito, el total de los kilómetros recorridos en este viaje suma 4.106, no está nada mal, bueno mañana descanso y el domingo salida con el chapter, destino Gòsol.

De nuevo lluvia intensa…, de la que molesta mucho cuando se conduce una moto por la ciudad. Salimos del hotel los Propers y yo, pasamos a recoger a JL y nos dirigimos hacia el sur dirección Graz, paramos a tomar un café en una área de servicio y finalmente sobre las 13:30h paramos a comer una vez más.

Ya no llueve, las nubes son esporádicas y por fin, el sol nos calienta: fuera trajes de lluvia y para Eslovenia. Fotos en la frontera al cartel, control de documentación pero a nosotros nos dejan pasar sin más. Unos pocos kilómetros y la autopista se acaba. Primera alucinación: a pesar de que este país ha entrado en la UE hace poco, la moneda es el Euro, muy bien.

Paramos a repostar en una gasolinera, precio de la 95 1,00€/L, tomamos un café, dos cervezas de 1/2L y una copa de vino blanco, total 4,90€ bien. Entendemos que aquí la vida es barata.

En unos pocos kilómetros tomamos la autopista dirección a Lubliana (Ljublijana en esloveno) no hay mucho tráfico pero los camiones van muy rápido, el paisaje es bonito, se ve un sitio tranquilo. En cuanto llegamos a destino, paramos a preguntar en un Best Western y nos dicen que hoy es imposible encontrar una habitación libre en toda la ciudad porqué se celebra una feria importante de tecnología. Mientras los Propers vigilan las motos, JL y yo vamos a la oficina de información situada justo al otro lado de un rio que pasa por el centro. Está a tope de gente, hay mucha vida, tiendas, terrazas… La chica nos indica que no quedan habitaciones pero, si queremos, nos busca algo en las afueras. Nos parece bien, encontramos así dos habitaciones a 9km. en un hostal; la nuestra con ducha y baño en el pasillo… Vamos pa allá, dejamos las maletas y volvemos a la capital para cenar.

Nos indican un restaurante céntrico, el “Gostina AS” (www.gostinaas.si), que a pesar de tener una carta extensa en pescados, solo pueden servir lo fresco que llega cada día, estupendo. Pedimos hablando en inglés, luego se me ocurre preguntar al camarero si habla italiano y me dice que si claro; estamos muy cerca de Italia, además esta zona fué nuestra a principio del siglo pasado. Todo muy bueno… un poco caro pero que más da, cuando llega la cuenta paga JL 🙂

Esta mañana JL ha empezado a toser a las 06:15h, resultado: he dormido a trozos hasta las 07:41h hora buena para levantarse sin correr el riesgo de que estuviera ocupada la ducha. Después me ha comentado que le he dicho de todo…: “te parece hora para molestar?”, “deja de toser de una vez” hasta llegar, supongo, al final de mi paciencia, con un “muérete ya!” cosas de la vida cuando uno está intentando dormir y ya no lo consigue.

Ahora son las 10:00h y escribo desde un cybercafé en un centro comercial (www.staljubljana.com), luego iremos a buscar una tienda de souvenirs… imán, pin y parche. Los Propers hoy nos dejan porqué seguirán su camino hacia el sur, hasta la vista.

 Nosotros seguiremos hacia Italia.

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157602030180159/

2007_Viena, Día 8

septiembre 11, 2007

Hoy no llueve. Biennnnn!!!

Hemos cogido el metro a Schönbrunn (www.imperial-austria.at), llegando a las 9:30. No hemos hecho cola y a las 10:00 ya estábamos visitando el palacio con audio guía. Un buen invento.

Luego nos hemos pateado los jardines hasta la glorieta, nos hemos metido en el laberinto y… espera, lo voy a explicar… Al ver el laberinto, Fa a dicho: “y esta M es el laberinto, pero si es muy pequeño!!!”. Pues gracias a dios que es pequeño porque sino todavía le estoy esperando en la plataforma!!! Os cuento, hay que llegar a una plataforma elevada en un árbol desde donde ves todo el laberinto y tienes la indicación de salida. Nos hemos separado, he llegado a la plataforma y 10 minutos después le he indicado el camino para llegar. Vaya risas!!!

La visita ha acabado con la casa de las palmera y los jardines laterales, bocata, metro y hacia el hotel ya que habíamos decidido improvisar y coger una excursión de 4 horas al sur de Viena: Baden, Mayerling, el monasterio de Santa Cruz y el lago subterráneo más grande de Europa donde se rodaron escenas de “Los tres mosqueteros”.

Al volver, hemos seguido con la búsqueda de las estrellas de Mozart y Beethoven.

Veréis, en el suelo de la calle que lleva a la catedral hay 78 estrellas de músicos. El último está tocando la Sthephansdome. Las estrellas bajan al metro en Opera y vuelven a salir en Karlplatz con el número 19. No hemos tenido narices a encontrar los otros 18 numeros que es donde deben estar las estrellas de Mozart y Beethoven. Casi como un juego íbamos de una a otra: Listz, Schumann, Haydn… una señora se ha puesto a imitarme fotografiando el suelo. Yo tengo mis motivos… pero señora ud. verá.

Hay quien colecciona pins, yo colecciono estrellas, que pasa! Y si alguien tiene la de Mozart o Beethoven tengo unas 17 para intercambiar…

Después de cenar de nuevo en Garibaldi, hemos acabado nuestro intenso caminar en el barrio de los museos, lloviendo de nuevo no hay nadie aquí.

Son las 21:30 y Fa me da un ultimátum: “al hotel pero ya, no voy ni a escribir en el blog, sólo quiero mi cama y un paracetamol”.

Tiene razón, yo tampoco me aguanto de pie. Han sido tres días intensos en los que hemos visitado todo lo que había previsto y más. Ha sido un compañero maravilloso que me ha dejado hacer con la convicción de que mi planning era bueno, improvisando y adaptándose a giros horarios y disfrutando conmigo de lo visto y lo vivido. Sobre todo le valoro el estoicismo de aguantar unas caminatas inaguantables incluso para mí, teniendo en cuenta que lo suyo es y será ir subido en su Ultra. Un beso amore y gracias por estos días…

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157602030057461/

2007_Viena, Día 7

septiembre 10, 2007

El día ha amanecido lluvioso otra vez pero nada que un buen paraguas y ganas de conocer no puedan solucionar.

Nos hemos dirigido caminando hacia la Karlskirche (Iglesia de San Carlos Borromeo) que, evidentemente y como ya viene siendo costumbre, tenía andamios. Bueno, buscaremos ángulos diferentes para que no se vean…

Hemos seguido hacia el Belvedere Superior: antiguo palacio hoy convertido en museo que alberga pinturas muy interesantes de la Secesión como “El beso” de Gustav Klimt.

Nos hemos paseado por sus jardines (en obras) hasta la salida por el Belvedere Inferior (cerrado suponemos por la visita papal… que ya podría haber escogido otro finde el buen hombre).

De allí, hemos ido paseando (quejas incluidas de Fa ante tanta caminata) hacia unos apartamentos de colores conocidos como las Hundertwasserhaus.

Metro y de vuelta a la Karlsplatz para comer en los pavellones de Otto Wagner un gulash vienés que no veas como pica…

Hemos llegado a tiempo para visitar con guía el Burgtheater cuyas escalinatas imperiales son dignas de ver y admirar llenas de pinturas de Klimt, estatuas y farolas…

El día de hoy tenía un planning muy duro y, a partir de aquí, parecíamos dos despojos arrastrándonos hacia el siguiente destino. Hemos visto la Sthephansdome (la catedral) y subido a la torre donde guardan la campana Pummerin forjada con las bolas de cañón turcas que se fundieron tras el asedio y posterior victoria vienesa. Hemos seguido hacia la Iglesia de San Ruperto, la más antigua de Viena para adentrarnos en el barrio judío, la Hoher Markt, La Judensplatz y la plaza Am Hof. Un bonito barrio sino te duelen pies, tobillos, piernas, rodillas, riñones, espalda… Fa se ha sentado en la Am Hof y me ha dicho: “no puedo más, quiero el metro más cercano y una siesta”. Previo a su petición yo le había comentado de tomarnos una tarta Sacher en el mítico hotel, así que hemos merendado allí de regreso al hotel. Bueno, yo he merendado mientras él me hacía un reportaje completo sobre cómo se engulle una auténtica tarta Sacher.

Cuando le he despertado a las 19:15, nos hemos arreglado y abrigado (porque no veas el frío que ha hecho) y nos hemos ido al Prater a subirnos a la noria (www.wienerriesenrad.com),  escenario de películas como “El tercer hombre”. Los vagones se pueden alquilar para cenas privadas y un camarero te sirve cada vez que das una vuelta (la noria se mueve a 0,75m por minuto).

Hemos intentado cenar en el Ayuntamiento que tiene una iluminación preciosa de noche pero hoy era festivo y hemos acabado en un japonés. Tras la cena a dormir, no podemos más…

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157602029737267/

2007_Viena, Día 6

septiembre 9, 2007

Amanece otra vez nublado pero Sonia ya lo tiene todo programado, como no, ella siempre se lee las guías y así, yo no tengo que preocuparme de nada. Después de un buen desayuno hemos ido dando un paseito hasta la calle Graben y el monumento Pestsaüle, hemos visto las iglesias Peterkirche  y Michaelerkirche llegando así al Hofburg, el conjunto imperial donde ya teníamos las entradas para ver los caballos Lipizzanos de la Escuela Española de Equitación (www.srs.at). La verdad que, tanto Sonia como yo, teníamos en la cabeza que ibamos a ver un espectáculo pero en definitiva, no ha sido nada más que ver como entrenan a estos caballos durante mas de 1h.

Pasamos a visitar los aposentos imperiales (www.hofburg-wien.at), donde con la audio guía nos enteramos de todo y, entre sala y sala llenas de vajillas, centros de mesa, cuberterías, etc., llegamos por fin a conocer la verdadera historia de Sisi, famosa esposa del emperador cuyas medidas eran: altura 1,72mts, peso 45-47Kg y, “ojo al dato”, 51cms de cintura… alucinante pero cierto. Total que, tras saberlo todo sobre ella, salimos otra vez a la calle y pasamos a visitar la Prunksaale (www.onb.ac.at), la biblioteca nacional que tiene más de 200.000 ejemplares (Al entrar me acordé de la película de Harry Potter).

A la salida nos dirigimos al jardín Burggarten donde está ubicada una famosa estatua en honor a Mozart y paramos a comer en una pizzería algo rápido para luego ir a hacer una visita guiada a la Opera (www.wiener-staatsoper.at). Es inmensa y, aunque el auditorio no es muy bonito, si es funcional. Lo más alucinante es que cada día se representa una obra distinta, transportando con trailers cada día los escenarios desde un almacén cercano. Está abierta todo el año exceptuando muy pocos días y en ella trabajan más de 1700 personas. El guía nos indica los precios que son variados y para todos los bolsillos ya que la entrada va desde 3€ de pie hasta los 270€ en primera fila.

Nos dirigimos al hotel pasando por el edificio de la Secesión (www.secession.at),  que visitamos por dentro: no vale la pena.

Ya en el hotel una duchita y otra vez a la calle para ir a ver el concierto de Mozart en la Sala Dorada del Musikverein. Bien, pero que digo, muy bien!!!. Unos treinta músicos naturalmente con su director y dos cantantes, dos partes de concierto que alternan lírica y opera; ameno, lo recomiendo.

A la salida nos metimos en el restaurante italiano Garibaldi (www.garibaldi.at), buena comida italiana servida por Gianni, ya en el hotel, Sonia se va a dormir e yo me pongo a escribir esto: no quiero perder el ritmo. El único problema es que llegamos al hotel a las 00:30h y en el PC que hay a disposición de los clientes había un “pibe” descargándose fotos, total que esperando mi turno se ha hecho la 01:30h. Al final le he tenido que decir que “ya está bien”, creo que he sido convincente y, a los 5min me lo ha dejado. Ahora son las 02:10h y me voy a dormir, mañana más.

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157602001412094/

Nos levantamos, nos vamos a desayunar, JL escribe en su blog y acto seguido cargamos las maletas, nos ponemos el traje de lluvia, JL no ya que lleva térmico y habiendo sol dice que va a tener mucho calor, arrancamos las motos y salimos.

Paramos a repostar y por autopista nos vamos en dirección a Viena, pasados unos 150Km JL de repente me adelanta y desaparece en un par de curvas, nosotros seguimos con el ritmo acorde con el límite de velocidad, tras unas cuantas curvas, le vemos parado en el arcén poniéndose el traje de lluvia… ya que voy primero decido no parar y seguir adelante reduciendo la velocidad de 100 a 80, tras aproximadamente 25Km, JL no aparece, entonces paramos justo en el desvío de la primera área de servicio, con los intermitentes encendidos y pendientes de su llegada que se produce en pocos minutos.

La bronca que me ha metido ya dentro del restaurante ha sido monumental… que no se deja a los amigos tirados en la carretera, que porque no me he parado, etc. esto dura como unos 20 minutos, total comemos y seguimos.

En unos pocos Kilómetros empieza a llover, total que la lluvia nos acompaña hasta Viena sin cesar un solo momento, esto no es nada divertido… llegamos por fin al hotel donde nos espera David, descargamos las maletas, yo me quedo esperando a Sonia que llegará en breve de su primera vuelta y el resto se va a tomar unas cervezas, más tarde cenamos todos juntos y a dormir.

JL se va a dormir a casa de David y los Propers se quedan con su habitación del hotel, el día siguiente ellos deciden irse a Bratislava (Eslovaquia) a pasar el sábado para regresar a Viena el domingo.

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157601999702288/

Bueno por fin con calma describo estos dos días desde el PC del Hotel, los acentos ya los pondré en su sitio cuando pueda…

El miércoles por la mañana tras encontrarnos una habitación, el dueño del hotel sobre las 10:30h encuentro la segunda. Los Propers a un hotel justo al lado y nosotros, los machotes, a un hotel justo en la zona más tranquila del lago en medio de un bosque. Se trata de un centro para deportistas, al entrar pedimos el régimen A+D pero al decirnos que se sirve de 07:45 a 08:45 decidimos solo alojamiento. Nos explican todos los servicios incluidos: gym, sauna, etc… pero a nosotros no nos importa para nada ya que hemos venido para estar en la concentración, comer, beber y divertirnos… pagamos por adelantado y nos piden efectivo, vale.

Una vez dejadas las maletas nos dirigimos al mogollón. La concentración se divide en tres zonas: la primera donde existen diferentes carpas de varios dealers sobre todo de Austria, Alemania, Suiza e Italia, las oficiales de HD y algunas de productos paralelos; la segunda y la tercera hay productos de todo tipo, motos transformadas con precios hiper-altos, vemos motos con matricula alemana que llevan un motor 5.7 V8, una Ultra a su lado hace el mismo efecto que una Sporsters al lado de una Ultra pero ya se sabe, los alemanes son muy grandes…

Paseando, JL ve una Street Glide negra transformada en edición especial 10th Aniversary Faak See por un dealer de Alemania, se la mira diciendo “que bonita, esta es la que yo me compraría…”. Seguimos y a la vuelta, se vuelve a parar, seguimos, cambiamos pins, compramos varios recuerdos y por tercera vez al pasar por delante, JL se vuelve a parar. Nosotros le esperamos a unos escasos metros, le comento a Luis: cuando se para mucho tiempo delante de algo, normalmente acaba comprando pero la frase mágica es “a que no tienes huevos para comprártela”. Esto ha sido el detonante final, entra negocia el precio y queda con el responsable que al día siguiente le dirá algo pero durante la cena, ya lo daba por hecho.

El día empezó con lluvia pero al mediodía ya estaba el sol calentándonos un poco.

Paseamos hasta las 13:00h, luego una comida y una buena siestecilla hasta las 19:00h, cena, conciertos, copas y a las 01:00h en la camita a dormir.

La mañana de hoy jueves el cielo estaba tapadísimo por lo tanto, decidimos no salir a dar una vuelta ya que no teníamos ninguna gana de coger H2O. Nos metimos otra vez a dar vueltas y como no, directos al dealer alemán, paga y señal y la nueva moto ya es de JL… Muchísimas felicidades!. Le recuerdo alguna frase como: “Solo me gusta para mí la Road King”, “Nunca tendré una Electra”,  “A mí las maletas rígidas nunca me han gustado”… más que nada para joderle un poquito.

Al mediodía, ha empezado a nevar por las montañas; algunas personas que llegan nos dicen que ha nevado tanto en Suiza como en Italia. Uy… mañana tenemos que salir hacia Viena que está a 500Km de aquí… Decidimos ir al hotel para otra siestecilla y yo aquí escribiendo.

P.D.:  JL es muy pero que muy amigo mío y todas las veces que hemos compartido habitación, los pedos nos los hemos tirado ambos… pero yo lo hago en nuestra “privacy” mientras el, esta tarde ha logrado que la gente que estaba en la misma carpa saliera repentinamente con unos gritos en alemán que no precisaban de traducción.

Foto: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157601888698182/

La noche del lunes empezó con una respiración tan fuerte de JL que no me podía dormir… total, que la última vez que miré el reloj eran las 01:30h y a las 07:14h ya estaba con los ojos abiertos… a desayunar y en marcha.

A las 09:15h, Tom nos había llevado al dealer de Turín para solucionar el problema de JL. El jefe de los mecánicos me dice que abrieron el día 3 y que tenían 30 motos para su revisión pero que no podía dejarnos ir ya que si se hubiese soltado otro tornillo la moto se hubiese desmontado!!!. Cosas de la mecánica…

Compramos unos pins y ropa y sobre las 12:00h nos dirigíamos ya hacia Milán.

Hasta Bergamo, sol y calor pero de repente llegaron las nubes trayendo consigo tormentas puntuales. Parada, trajes de lluvia, centenares de camiones… Hasta pillamos granizo y yo con casco abierto… A la altura de Venecia, Luís dice que si queremos podemos dormir en Udine y marcharnos para Austria a la mañana siguiente, eso dijo… llegamos a la salida de Udine sobre las 19:30h le hago señales para preguntar ¿salgo o seguimos? Naturalmente la respuesta ha sido: ¡todo derecho!.

Entramos de lleno en las Dolomitis, empezó el frío, mucho frío, menos mal que todavía llevábamos los trajes de lluvia que nos protegían del viento. Sobre las 22:00h, por fin, ya a nuestro destino final. Luís se pone delante ya que estuvo otras veces y nos abre camino hasta el camping donde pernoctó hace un par de años. Preguntamos a la recepcionista que hablaba perfectamente el italiano y, ante nuestro asombro, nos dice que no tienen bugalows, sólo sitio para tiendas de campaña, pero nos busca un hotel. Encuentra uno para la noche con el único problema que hay que dejar la habitación por la mañana, bueno vale.

Tom nos hace llegar en pocos minutos, dejamos las maletas y de vuelta a la concentración para cenar en un self service, luego una vueltecilla por alrededor, un par de cervezas, cambio de pins y a la camita.

Escribo desde el hotel que dejamos y son las 08:58h mientras el dueño ha contactado con la oficina de información turística para que nos busque otras dos habitaciones para hoy y mañana… acaba de entrar Luís diciéndonos que una ya la tenemos.

Foto: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157601870577166/

Hoy empieza un nuevo viaje, esta vez el primer destino es la concentración “Faaker See” al sur de Austria y el destino final es Viena.

En principio, deberíamos haber salido con las motos: JL, Jorge Vilar, Luís y Kuki (los Propers) y yo pero al final, Jorge ha tenido unos problemillas con el curro y de momento no ha venido. Con el avión directo BCN-Viena llegarán Sonia y Eliana.

Esta mañana hemos quedado para desayunar JL, los Propers y yo en la Pava pero en lugar de ir directos hacia Francia, hemos tenido que pasar un momento a recoger una tarjeta VISA que JL tenía caducada…total, hemos perdido 1h.

Una vez resuelto este problema bancario, nos hemos dirigido hacia la autopista parando a repostar en la penúltima gasolinera de España y pa Francia. Tom nos indica cual es el mejor camino para ir directos a Turín que no es por la costa sino por el interior, efectuando asimismo parte del viaje de vuelta de agosto pero al revés. De hecho hemos llegado justo a unos escasos 30Km de Chambery y nos hemos desviado hacia los Alpes por el túnel del Frejus que es muy antiguo, de ida y vuelta con lo que conlleva peligro, 13Kms., máximo 70Km/h, mucha calor, mucho humo y tremendamente caro 21,40€ lo que pasa es que cuando ya está oscuro lo único que importa es llegar a destino, una buena cena y el hotel con camita y duchita…

Durante el camino, al pasar por Grenoble, JL se da cuenta que lleva una estribera casi suelta… se ha partido por la mitad el tornillo superior que la sujeta. Nos paramos perdiendo asimismo otro tiempo, quitamos la estribera y de paso le decimos que también el tubo de escape está demasiado suelto; Luís intenta apretarlo un poco, JL llama a Santi 24 Horas cagándose en él ya que acaba de efectuar la revisión, la Kuki sigue comiendo lo que compra en las áreas de servicio mientras nosotros repostamos y yo pienso y le digo que lo mejor es mañana por la mañana acercarnos al dealer de Turín para que le den un vistazo.

Estoy escribiendo desde el PC de JL en el hotel ya que en el mío ha dejado de funcionar la conexión inalámbrica. Ufff, ya es un poco tarde son las 00:33h y mañana tenemos que levantarnos prontito, nos esperan muchos kilómetros.

Foto: www.flickr.com/photos/fabryhd/12226564@N05/sets/72157601876686947/