2019_Salamanca, día 4

diciembre 8, 2019

Hoy también desayuno solo para asegurar la jugada pero me levanto media hora antes para dejar la maleta hecha, llegar puntual a las 9:00h en recepción y salir todos juntos a desayunar a La Portuguesa (http://www.pastelerialaportuguesa.es/), una cafetería, panadería y pastelería. Al igual que ayer ellos desayunan mientras yo tomo un café, somos los primeros clientes.

Regresamos al hotel, check-out y en marcha, empieza a llover. La idea es de pasar a comprar vino en una de las bodegas que hay en la zona del Duero, mientras Carlos conduce yo escribo el blog. Pasa así bastante rato, de repente no puedo seguir escribiendo porqué al salir de la autovía me resulta imposible entre curvas y baches.

Paramos finalmente a tomarnos otro café y en seguida entramos en las Bodegas Emilio Moro (https://www.emiliomoro.com/) donde compramos varias botellas. Estamos en Peñafiel, un pueblo con un bonito castillo en un cerro que se puede apreciar desde varios puntos.

Regresamos a la autovía, sigo escribiendo el blog, sin novedades hasta la siguiente parada cerca de Zaragoza donde paramos a comer en una área de servicio, ha dejado de llover. Al regresar al coche pregunto a Carlos si quiere que conduzca pero al contestar negativamente vuelvo a sentarme detrás y sigo con el blog así no me olvido de lo acontecido.

Pasa así el tiempo, oscurece, algo de retención llegando a Martorell pero finalmente llegamos a casa de ellos a una hora prudente que nos permite despedirnos y irnos a casa, deshacer las maletas, dejar la calefacción puesta y salir a cenar a Castelldefels.

Ha sido un bonito puente en una ciudad merecedora de una visita en compañía de unos amigos estupendos con los que hemos compartido turismo, cultura, risas, complicidad, espero poder repetirlo.

2019_Salamanca, día 3

diciembre 7, 2019

A primera hora bajo a desayunar solo, el resto del grupo prefiere salir a un bar más tarde, con el estómago lleno, les acompaño. Cometemos el mismo error que ayer al mediodía, es decir meternos en cualquier local en la avenida principal, desayuno y servicio nefasto.

Llegamos justos a nuestra primera visita de hoy, el Palacio de Monterrey Casa Alba, el guía llega con casi 10min de retraso… una interesante visita de aproximadamente media hora donde apreciamos las diferentes instancias, mobiliario, cuadros, esculturas, tapices.

De camino a las catedrales paramos a visitar el Patio.

Si a primera hora la temperatura era baja, ahora es perfecta, el sol nos ilumina, el cielo está completamente despejado, hora de Ieronimus, que traducido sería: un paseo por los tejados y la torre de las catedrales. La entrada está ubicada en la Catedral Vieja, vamos subiendo por las escaleras poco a poco, paramos en la primera terraza, unas fotos y seguimos por un pasillo ubicado justo en el techo de la catedral. Regresamos sobre nuestros pasos y pasamos a la Catedral Nueva en su parte interior en un pasillo ubicado a media altura entre el suelo y el techo, punto ideal para hacer fotos.

Subimos ahora a la torre donde están ubicadas las campanas, un divertido semáforo reparte el tráfico peatonal de subida y de bajada monitorizando los segundos de más a menos. Una vez arriba tenemos unas vistas preciosas sobre la ciudad, si ya habíamos notado que todos los edificios del centro tienen el mismo color y están fabricados con las mismas piedras de Villamayor por ordenanza municipal, desde este punto impresiona todavía más. Divisamos también el Puente Romano que será nuestra siguiente visita. Salimos ahora al exterior y poco a poco vamos bajando.

Bajamos la calle y salimos de la zona considerada el centro para cruzar el Puente Romano, debajo el río Tormes, afluente del río Duero, bueno que decir, el puente no tiene nada en especial pero la foto que nos hemos hecho al otro lado si que es divertida (comprobar).

En todas las guía se habla de la calle Van Dyck donde se puede tapear, pues allí que vamos. Volvemos a entrar en el centro no antes de sacar una foto a Mon posicionada en un cruce peatonal con la Casa Lis arriba detrás de ella incluido un enfado de un taxista.

En poco menos de 1h llegamos esta famosa calle de tapeo y, que decir, un bar por aquí y otro por allí, entramos en unos cuantos y la peste a “fritanga” es demasiado, finalmente entramos en uno que no huele, tiene mesa, nos sentamos.

Hay unos papeles donde los clientes ponen directamente lo que quieren marcando unas casillas con un lápiz, cómo de costumbre voy por eliminación y prácticamente no me queda más remedio que pedir un solomillo de presa ibérica y unas patatas, Adelin lleva las ordenes a la barra y comunica al camarero mis alergias así que cuando llega mi plato que tendría que consistir en una tapa de pan y solomillo sin alioli se ha convertido en dos tristes trozos de carne sin nada más.

Mi cara cuando el camarero me suelta la tabla de madera delante mío se refleja en un par de fotos que podéis ver en el link… me levanto y manteniendo la calma me acerco a la barra, me dicen que el pan que va con esa carne lleva frutos secos, le pido que me ponga el otro pan y listo.

Regresamos al centro y vamos a visitar la Casa Lis (http://www.museocasalis.org/nuevaweb/lang/en/museo/casa-lis), museo de Art Déco y Art Nouveau. Nada más entrar el guardia llama la atención a Carlos de una forma desproporcionada por intentar hacer una foto, está prohibido pero nadie de nosotros se ha dado cuenta. Nuestra mirada se fija en la bonita cúpula con tonos azulados sobre nuestras cabezas.

Hay diferentes salas tanto en la planta baja cómo en la primera en las cuales hay objetos expuestos, pinturas, esculturas de porcelana, bronce, miniaturas, postales, muñecas, abanicos, muebles y mucho más, interesante.

Una vez fuera, no muy lejos está la Cueva de Salamanca, que, a pesar de su nombre consiste en un enclave legendario donde según la leyenda impartía clase el mismísimo diablo. En realidad es lo que queda de una cripta de una iglesia ya desaparecida.

Justo al lado se encuentra una torre de acceso libre, Adelin y yo subimos, Mon y Carlos se quedan. Está anocheciendo y en la escalera de subida no se ve nada, encendemos las linternas de los móviles, una vez arriba escuchamos una voz grabada la cual dice: “está usted siendo grabado por la polisia” esto repetido dos veces seguidas… risas.

Cena en el restaurante Azogue Viejo (https://www.elpecadorestaurante.es/), encontrado por casualidad mientras estábamos buscando un bistrot que previamente había mirado Carlos. Sin lugar a dudas la mejor cena en esta ciudad, trato inmejorable, comida exquisita, local acogedor y precio razonable, la única nota negativa una chica en la mesa de al lado nuestro que no hablaba, no, chillaba.

Fotos: https://www.flickr.com/photos/fabryhd/albums/72157712308065032

2019_Salamanca, día 2

diciembre 6, 2019

Hemos quedado para desayunar a las 9:30h pero nosotros bajamos 10min antes, cómo de costumbre en los NH hay de todo así que empezamos el día llenando los estómagos, Carlos y Adelin llegan en seguida, ella no tiene hambre, dice que no ha dormido nada, que cenar tan tarde no le ha sentado bien y se ha equivocado tomando café después de cenar. Salimos.

La temperatura es de 1º, el cielo está completamente cubierto, hace un frío importante, pues nada, bien tapados nos dirigimos a la plaza Mayor, donde está el punto de encuentro ubicado delante de la Oficina de Turismo. Allí está Chus, nuestra guía, en seguida se forma el grupo, después de repartir unos receptores de radio y unos auriculares empezamos el tour.

La primera parte se desarrolla en la misma plaza, un poco de historia, un poco de arquitectura, un poco de información general, Chus es de aquí y se nota, es la típica guía muy orgullosa de su ciudad, feliz de poder dar a los turistas información sobre ella y además una máquina hablando.

Salimos de la Plaza Mayor y nos vamos desplazando por las calles céntricas, somos un grupo que, a mi entender, es demasiado grande, cuento unas 25-30 personas incluido los niños, Chus nos cuenta historias y leyendas, por la arteria principal llegamos a la Casa de las Conchas que, cómo su nombre describe claramente, tiene muchas conchas en su fachada. El edificio se utilizó cómo carcel de la Universidad, se declara Monumento Nacional en la primera parte de el siglo XX y en la segunda se cede en arrendamiento a el Ayuntamiento de Salamanca, a final del mismo siglo pasa a el Ministerio de Cultura subrogándolo y lo reforma convirtiéndolo en una biblioteca.

Nos acercamos ahora a el conjunto catedralicio de Salamanca, hay dos catedrales, si si, en plural, la Vieja y la Nueva, lo curioso es que están pegadas y comunicadas por dentro. Antes de entrar observamos una curiosa figura en piedra de un astronauta, evidentemente no existían en la época que se terminó la catedral, ha sido añadido posteriormente para darle un toque de modernidad (ver foto).

Entramos por la Nueva, una vez dentro podemos apreciar su magnitud, la impresión desde dentro es que parece aún más alta que desde su visión exterior. Tiene mucha claridad, las grandes columnas me recuerdan claramente la Catedral de Milán. Tiene un estilo gótico tardío, renacentista y barroco. Paseamos escuchando las explicaciones de Chus, vemos el órgano que curiosamente tiene algunos tubos posicionados en horizontal.

Pasamos ahora a la Vieja, mucho más pequeña, su estilo es románico, hay varias tumbas de piedra, curiosamente entra mucha luz, hecho inusual en este tipo de iglesias. Salimos por el lateral y, sorpresa, estamos justo en la puerta de nuestro hotel.

Chus sigue hablando sin parar, Adelin pregunta: ¿Como puedes ser que hable tanto sin parar y sobre todo sin beber una sola gota de agua? Nos reímos. Así seguimos durante toda la mañana hasta que llega la hora de comer, momento en en cual nos despedimos hasta la tarde, tenemos tour nocturno teatralizado con ella que nos recomienda “callejear” esta tarde y cualquier día en el centro de Salamanca.

Siguiendo la manera de hacer de nuestros compis, nos metemos en un restaurante sin mirar previamente sus referencias, nos apuntan en la lista, tenemos cuatro mesas delante, aprovechamos para tomarnos un aperitivo de pié. Después de más de 1h de espera, nos dan una mesa, menos mal que, una vez hecha la comanda, los platos llegan rápido, café y de nuevo en marcha.

Cena en el restaurante El Pecado (https://www.elpecadorestaurante.es/), un local distribuido en tres plantas donde cenamos muy bien.

Fotos: https://www.flickr.com/photos/fabryhd/albums/72157712308003197

2019_Salamanca, día 1

diciembre 5, 2019

Después de acordar este puente en el trabajo y haber logrado encontrar un destino conjuntamente con Carlos y Adelin, algo realmente difícil, me puse a investigar en Booking encontrando un super hotel ubicado en un monasterio pero al final nos hemos decantado por un NH céntrico más económico.

El domingo pasado entré en Civitatis y adquirí un tour diurno, otro nocturno y una visita, ya estaba esto medio organizado.

Hoy me he levantado una hora antes de la hora normal para ir a trabajar y lograr así salir cuanto antes mejor y efectivamente sobre las 12:30h ya regresaba a casa. Pero entre medio he recibido una llamada de Civitatis, una señorita muy amable me informaba que la única guía que tienen en Salamanca se había puesto enferma y sintiéndolo mucho se anulaba todo, empezamos con los contratiempos… informo al grupo. Lleva lloviendo sin parar desde ayer por la mañana y la previsión es que lo siga haciendo hasta bien entrada la tarde, menos mal que a partir de Zaragoza dejará de hacerlo.

Salimos de Garraf y llegamos sin complicaciones a casa de nuestros “compis”, una vez decidida la ruta a seguir salimos, no antes de efectuar la primera parada a repostar, sigue lloviendo.

La Guía Michelin nos propuso tres rutas, la primera pasando por Madrid que descartamos de inmediato, la segunda pasando por Lleida, Zaragoza y desde allí se podía seguir por Logroño, Burgos, Valladolid o por Soria que quedaba descartada por no ser una vía rápida.

Carlos conduce, yo de co-piloto, las chicas detrás buscando otras alternativas para efectuar visitas guiadas. Nada de tráfico, bien, hacemos todo el recorrido por autopista, una parada para comer algo rápido y cuando se pone el sol ya estamos secos de combustible, hace varios kilómetros que no hay gasolineras, el ordenador de abordo nos indica que nos quedan 50Km de autonomía, salimos de la autopista y por suerte encontramos una en la nacional. Repostamos, Mon se pone a hablar con el señor de la gasolinera, el padre de ella era de Dueñas, cerquita de aquí, resulta que conoce a sus parientes… aquí queda bien un: que pequeño es el mundo, yo añadiría: siempre que viajes para corroborarlo.

Regresamos al coche, Carlos me dice de conducir, nunca digo que no, según el navegador hemos perdido casi media hora sobre la hora inicial prevista de llegada a nuestro destino. Ya es noche profunda, regresamos a la autovía y empiezo a apretar, para hacerlo breve recupero la media hora y llegamos 10min antes de la primera hora prevista.

Entramos en el hotel ubicado en el centro, check-in, salimos a cenar a un restaurante recomendado por la chica de la recepción del hotel ubicado cerca Corte&Cata (http://corteycata.es/), en la planta baja se encuentra el bar de tapas, está a tope, arriba el restaurante, hay mesa, subimos y nos sentamos, cena completa, para mi un chuletón de 800gr, caen dos botellas de tinto y a dormir.