2008_Praga, Día 3

junio 23, 2008

Armados con buena voluntad salimos del hotel como ayer sobre las 09:30h., más o menos la misma calor y nos dirigimos hacia el centro antiguo y el barrio judío.

Primera visita: el Klementinum, antiguo convento jesuita, visita guiada a la Capilla de los Espejos, a la biblioteca donde Kepler estudió los planetas y finalmente la Torre Astronómica donde los jesuitas observaban el universo y nosotros, tras subir hasta arriba a pie por una interminable escalera de caracol, Praga entera.

Entramos en el barrio judío, compramos el pack completo (www.jewishmuseum.cz/en/info_es.php) y visitamos una tras otra: la Sinagoga Pinkas, el Cementerio, el Salón de Ceremonias, la Sinagoga Klausen, la Sinagoga Española y finalmente la Sinagoga Maisel (este tour se podría haber evitado ya que lo único que vale la pena es la Sinagoga Española y el Cementerio).

Lo que sí ha valido la pena es el restaurante King Solomon de especialidades hebraicas (www.jewishprague.info/kingsolomon.html), reconocido como el mejor restaurante kosher de Praga. Nos dejamos aconsejar (en italiano) por el maitre que en seguida nos sirvió un aperitivo a base de pescado frío adornado con remolacha natural, picante un punto. Detrás dos platos de carne: pato con alubias blancas y pintas y cordero con espinacas, todo exquisito.

Mientras dedico diez minutos en llamadas de trabajo, Sonia me guía hasta el centro en la Plaza del Ayuntamiento donde podemos apreciar en la Torre el cambio de hora en el reloj astronómico. Un esqueleto marca el inicio y, tras unas ventanas que se abren, un mecanismo hace desfilar unas figuras, turistas a reventar y, al intentar irnos, una graciosa que anda mirando arriba pisa de forma considerable a Sonia (en sandalias)… dolor.

Nos dirigimos a la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, abierta solamente los martes y sábados, una foto y seguimos.

Así que, como no podía ser de otra forma, taxi y para el dealer Harley-Davidson (www.harley-davidson-praha.cz/), pequeñito, pocas motos, poca ropa. Sonia se compra una camiseta, yo un imán y ambos un par de pins (los últimos, lo siento JL).

De vuelta un descanso de 1h. en el hotel y de nuevo en marcha, a las 19:00h. nos espera un barco para cenar al ritmo del jazz mientras recorremos el río Moldava hasta las 22:00h. La cena, un buffet completo; el grupo, bueno digamos que suave… pero lo recomiendo (www.cruise-prague.cz/cruise.php?cruise=jazzboat&Lang=5).

Tras bajar del barco, paramos en dirección del hotel, una vez más al Puente Carlos IV, alguna fotos de noche, ya no aguanto más, a descansar!!!

P.D: el edificio “raro” es la Casa Danzante de Frank Gehri (el mismo del Guggenheim de Bilbao) y se le conoce como “Ginger y Fred”. ¿Adivináis quién es quién?

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157605769069628/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: