2009_Cadaqués, 448Km

septiembre 27, 2009

Hacía tiempo que Edu e Inma nos habían invitado a Cadaqués y finalmente el mes pasado, encontramos una fecha que nos iba bien a todos quedando para este finde.

El viernes salíamos de Andorra alrededor de las 16:00h. Tom había dibujado una ruta pasando por Francia que no me convencía y opté por el túnel del Cadí. Hasta allí perfecto, pero una vez llegados a Guardiola de Berguedà nos hizo ir por una carretera de montaña muy estrecha, la B-402 la cual, una vez pasado el puerto, se convierte en la GI-402. La velocidad era bastante reducida y el tráfico nulo hasta llegar a Ripoll.

Una vez pasado el pueblo nos metemos en otra carretera de montaña que permitía una marcha más rápida con las consiguientes rascadas al plegar en alguna que otra curva. En el punto más alto del puerto, vemos el cartel que indica la comarca de la Garrotxa. Parada y foto con vaca incluida.

Dejamos atrás las montañas y seguimos por la C-26 hasta Figueras, de allí a Roses para finalmente, hacer el último tramo con muchas curvas que nos lleva hasta Cadaqués.

Parada para la foto al cartel y, al meternos en las calles estrechas y pavimentadas con piedras, hemos tenido unos cuantos problemas para lograr no caernos. El último tramo he tenido que hacer bajar a Sonia, porsi…

Al oír el ruido de Ultra, Edu e Inma salen al balcón y nos hacen una señal. Edu baja a abrirnos, aparcamos y subimos.

Miro el reloj, hemos tardado 3h. y 40m. para hacer 277Km.

En casa también están Francesc, el hermano de Edu y su pareja Mónica. Están todos negros ya que, aprovechando las fiestas de la Merçè, han hecho puente y estaban allí desde el miércoles por la noche.

El tiempo de tomar unas cervezas y llegan también Vicens y Olga.

Salimos todos a cenar a un restaurante a comer pescado: pica-pica inicial donde no han faltado las anchoas y un segundo plato para cada uno, todo exquisito.

Al volver a casa, probamos unos “taps de Cadaqués”: pastelitos típicos de la zona que se preparan con ron quemado. Charlas, risas y a dormir.

A nosotros nos ha tocado el colchón hinchable matrimonial y tengo que reconocer que se duerme de coña. El único problema ha sido la luz del sol de la mañana que me ha dado justo en el ojo al no haber persianas en el apartamento.

Mejor, así nos hemos levantado a una hora decente para empezar las actividades. Divididos en dos grupos, hombres y mujeres, hemos comprado comida, bebida, hielo y algo de leer.

En seguida estábamos subidos al barco y dejábamos el pueblo a nuestras espaldas. El sol calienta, Inma nos hace de guía explicándonos un poco la historia del lugar y de la gente que vive allí.

En un breve espacio de tiempo, o por lo menos me ha parecido, llegamos al “Cap de Creus”, lo bordeamos y nos metemos en una cala llamada “Calip”, amarramos y al agua. Tengo que reconocer que los 20º al principio se notan bastante, luego ya te acostumbras y como si nada.

Pasamos allí buena parte del día, bañándonos, tomando el sol, charlando, riéndonos, comiendo, bebiendo y hasta pescando. Sonia lo ha probado por primera vez y como todo principiante ha tenido más suerte que los otros pescadores experimentados: Inma y Vicens. Al final varios pescaditos han llegados a casa.

Gracias que por la noche hemos ido a cenar a la pizzería “La Gritta” ya que mi estómago me estaba reclamando algo más que las galletitas de la mañana y el bocata del mediodía. Todo perfecto, me he comido mis platos y parte de otros satisfaciendo mi necesidad.

Tras la cena, unas copas y un billar en un bar musical y nos retiramos a casa donde seguimos con el cachondeo hasta las 2h.

Hoy hemos dormido un poco más y, cuando finalmente todo el mundo estaba listo tras desayunar, ducharse, etc. hemos salido a dar una vuelta.

Cadaqués es un pueblo muy tranquilo, se respira paz, las casas están pintadas de blanco y las puertas y persianas en azul o verde; sus calles suben y bajan, son de piedra, algunas lisas y otras de canto. Varios turistas pasean por ellas, sobre todo franceses. Nos encontramos con un mercadillo donde venden artículos de todo tipo en su mayoría de segunda mano.

Nos entra hambre y vamos a comer. Repetimos en “La Gritta” y esta vez probamos la pizza, buenísima.

A las 16:00h. nos despedimos y esta vez nos dirigíamos al norte, dirección Francia para probar la otra ruta. Todo bien hasta llegar al principio de los Pirineos donde la lluvia nos ha acompañado durante parte del trayecto. Finalmente llegábamos a casa sanos y salvos tras 4h. de viaje.

Muchas gracias a Edu e Inma por este fin de semana tan espléndido y a Vicens y Olga por su agradable compañía.

 

Fotos: www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157622343174413/

2 comentarios to “2009_Cadaqués, 448Km”

  1. jose luis Says:

    Que envidia, en barco y en buena compañia.

  2. Isabel Says:

    Estupendo fin de semana.
    Cuando tenía 19 años, conocí en persona a Dalí; nos recibió en su casa, me resultó una persona muy normal que se sabía vender.
    Gerona y en concreto la Corta Brava, es de las provincias Catalanas la más bonita, al menos para mí.
    Nos vemos este “finde” con tú dices.
    Ciao.
    PD: Me alegra que mi “niña” aprenda cosas nuevas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: