2013_BCN-Amman, Día 1

febrero 10, 2013

El año pasado sabía que en invierno llegaría el momento de disfrutar de mis vacaciones, en un principio las había programado para enero y el destino elegido era Brasil, lugar apropiado para ir solo…

Luego conocí a Mon, empezamos una relación y me acoplé al periodo de sus vacaciones ya programadas para febrero, así que cambié el turno con Marc y hoy las empezamos.

Mon me dijo: donde quieras pero que no haga frio. Bueno una tarde me escapé a Viajes el Corte Inglés y me senté con Gloria que amablemente me atendió. Viajar en invierno tiene sus ventajas e inconvenientes, los viajes son más baratos, el turismo no está masificado pero no puedes elegir cualquier lugar sobre todo si tienes pocos días, en nuestro caso unos diez. Una vez descartados los destinos ya vistos y teniendo en cuenta de que la mayoría de paquetes vacacionales empiezan en la primavera, las únicas dos opciones disponibles a una distancia coherente eran Capadocia y Jordania.

En el pasado había tenido la oportunidad de hablar con un amigo y dos conocidos que viajaron a Jordania y me hablaron muy bien así que no tuve ninguna duda a la hora de escoger. Miramos cómo estaban las plazas en el avión, la ida estaba disponible pero para la vuelta quedaban pocas plazas así que envié un WhatsApp de inmediato a Mon para que se sacara de forma urgente el pasaporte y así proceder a la reserva en firme.

El día siguiente recibí el ok del pasaporte y acto seguido el ok del pasaje, volví e hice el adelanto del 40%.

Llegado a este punto es preciso contar que en navidades tras una cena en mi casa saqué un atlas para preguntar a Mon donde quería ir y ella me contestó: ha, yo no soy la que va a elegir, dicho y hecho, durante varios días estuve dando pistas genéricas, temperaturas y tiempo previsto mientras ella intentaba sacarme información y mi frase era: como cerraste el atlas ahora tienes que aguantarte, jeje. Hasta el sábado anterior a la salida no dije que el destino final era Jordania pero, una semana antes, lo solté a pesar de que ella había juntado las varias pistas y con una pequeña ayuda exterior sabía que era ese país.

Anoche cenamos tranquilamente en casa con la idea de irnos a dormir temprano, eso era la teoría pero en la práctica se nos ha hecho tarde, como siempre. Esta mañana nos hemos levantado temprano y tras un buen desayuno nos hemos arreglado, división de ropa en ambas maletas, por si acaso. Elvira nos ha acompañado al aeropuerto y el avión, de reducidas dimensiones ha despejado con 10min de retraso.

Durante el vuelo he aprovechado para escribir en el ordenador, hacer algunos ejercicios de inglés y por su puesto dormir, la comida servida escasa como siempre pero ha servido para tapar el agujero en el estómago.

Al llegar a Ammán, nos encontramos una terminal bastante vieja y pequeña, nos esperaba el guía, cambio de divisas, control policial con pago para el visado para finalmente salir y con un coche se nos acompaña al hotel. El guía nos dice que tenemos suerte, tendremos un conductor y un guía solo para nosotros, genial.

Cena en el hotel, pescado para Mon y pollo para mí, un par de coronitas y dos tés. A las 00:00h a la cama que mañana el despi toca a las 6:15h

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: