2013_BCN-Roma, Días 1 y 2, 69Km

junio 12, 2013

Cuando Pepe me comentó que estaba organizando para ir a Roma al 110 aniversario de Harley-Davidson me pareció una idea excelente, solamente había que encajar os días de vacaciones míos y de Mon, dicho y hecho.

El pasado domingo empezamos las vacaciones, un poco de playa antes de la lluvia, una comida en la terraza con Miguel y Marivi, coche y para Andorra directos al hotel.

El lunes madrugón para llevar el Golf a revisión mientras Mon descansaba tranquilamente, al volver al hotel una ducha, un buen desayuno y de compras. Comida con Sergi y Alex, recogida del coche y para abajo, para cenar, una pizza y a dormir.

Ayer martes ya que no hacía día de playa, hemos aprovechado para hacer cosas por separado y preparar las maletas, yo me temía que la del tour pack no era suficiente para ella pero al final me ha hecho caso y ha sido práctica con su ropa, sobre las 18:30h salíamos de casa en dirección Barcelona. Allí nos esperaban en el bar de Acciona Pepe, Vicenç y Olga, Felipe, Sergio, un par de rondas de cervezas y gracias a que Sergio trabaja en el puerto nos hemos colado delante de todo el mundo y hemos embarcado los primeros cuando todavía estaban descargando algunos remolques de los camiones.

Unos filipinos nos guían arriba por unas escaleras mecánicas, nos llevan las maletas y nos acompañan a los camarotes, todos exteriores, bueno el nuestro también pero justo fuera hay un bote salvavidas que es lo mismo que no ver nada, no importa aquí vamos a estar muy poco tiempo.

En el paquete comprado a la agencia iban incluidas las dietas que consistían por orden en cena, desayuno y comida. La cena abundante y correcta, la hemos consumido naturalmente antes de salir del puerto.

Este ferry de Grimaldi es idéntico a él que cogimos de Niza a Córcega, y cómo en la mayoría de los casos con transportes italianos la puntualidad brilla por su ausencia en lugar de salir a las 22:15h nos hemos retrasado hasta las 23:50h. Hoy, al salir de él, nos hemos dado cuenta de lo enorme que es el puerto de Barcelona.

La noche se ha acabado en la discoteca tomando cervezas en compañía de un grupo de alumnos de viaje de fin de curso.

Hoy miércoles nos hemos levantado sobre las 10:00h, nos hemos cruzado con Pepe y Felipe mientras íbamos buscando donde desayunar, una vez en cubierta, en la zona de la piscina, sin agua y con una red, me he puesto aceite, pareo en el suelo, si si he dicho suelo, no hay hamacas, y a tomar el sol con dormida incluida hasta media mañana cuando la calor se ha empezado a notar.

Llega la hora de comer, bajamos al self-service todos juntos, después unos se van a hacer la siesta al camarote mientras otros, Mon y yo, lo mismo pero al sol. El problema ha sido que al ponernos cerca de la piscina, al haber a unos pocos metros un señor de mantenimiento, nos hemos despertado llenos de partículas de hierro que no hemos podido quitarnos de encima hasta después de la ducha.

La última hora del viaje la hemos pasado a popa sentados en unos bancos, finalmente nos acercamos al puerto de Civitavecchia, allí se nos acerca una lancha y se pega al ferry como si nada, baja un señor y salta dentro. Pasamos por al lado de tres enormes cruceros, La maniobra de amarraje ha sido rápida y precisa.

Hemos tenido que esperar más de media hora para bajar pero, una vez abajo, carga de maletas mientras varios camiones al salir casi nos rozaban, Tom en marcha, yo adelante, por una cómoda autopista hemos llegado a Roma y finalmente al hotel Aris Garden (www.hotelarisgardenrome.com/ ) ubicado en una zona residencial cerca de Ostia. Check-in, la habitación tiene camas separadas, bajo, me quejo, me dicen que lo solucionan cambiando las camas porqué habitaciones disponibles no tienen, perfecto.

En el hall, nos juntamos con Eduard e Inma que han llegado vía tierra un día antes pasando por Carrara y Firenze. Nos indican que hay un restaurante cerca del hotel donde cenaron ayer y bien, allí que vamos, mientras tanto Sergio se va al aeropuerto de Fiumicino a buscar a Natalia. Antes de que se marchara le ofrecí llevarse a Tom pero dijo que ya sabría volver.

Ya en el restaurante, Gianni, el propietario me pregunta de qué nos conocemos ya que yo llamé antes de ir para reservar cómo si fuera un cliente habitual y… coló, le contesté que no nos conocíamos y que había llegado hace poco a Roma y unos amigos me habían hablado bien de su local. Nos ha colocado en una terraza cubierta donde se puede fumar.

Antes de servirnos la bebida nos traen dos focaccia con tomate y otra sin, después de que el camarero nos toma nota han empezado a traer platos de centro que según ellos eran para picar, había de todo: croquetas de patata y de arroz, verdura a la plancha, carne, pollo, pescado en tempura, vamos que solamente con eso ya estábamos llenos. Al llegar los platos de pasta nadie exceptuando yo ha podido con ellas, mientras tanto Sergio y Natalia seguían sin llegar, hecho que se produjo rondando ya las 00:30h, una hora más y de vuelta al hotel llenos hasta arriba. Antes de subir a las habitaciones, Eduard hace el gracioso y cogiendo un poco de agua de una fuente ubicada en el interior del hall, me moja, él dice sin querer, no pasa nada pero dentro de mí pienso: mañana a la primera ocasión se la devuelvo.

Fotos:

www.flickr.com/photos/fabryhd/sets/72157634362954978/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: