2014_Biograd-Pula, Día 7, 371 Km

junio 15, 2014

Amanece nublado pero no llueve, miro el tiempo en el iPhone y el panorama ha cambiado un poco, no llueve de aquí hasta la península de Istría. Rápidamente reservo una habitación en booking puntuada 9.3 en una villa en Pula.

Bajamos a desayunar, nos despedimos de Pepe y Felipe que se marchan de inmediato, su plan es hacer todos los kilómetros que puedan, dormir en cualquier parte para llegar el lunes a Barcelona.

Nosotros hacemos las maletas con calma, bajamos con Olga, hacemos el check-out y nos vamos, adiós Biograd na Moru, su nombre completo.

Por la carretera que bordea la costa llegamos tranquilamente a Zadar, sale el sol, aparcamos cerca del puerto y visitamos el centro histórico que, cómo en muchas otras ciudades de la costa croata, está dentro de unas murallas romanas, la cual se conserva en su totalidad. Empieza el calor, en el fondo lo prefiero así.

Aquí se alternan edificios antiguos con otros del siglo pasado y modernos, iglesias, terrazas, nos dirigimos al final del paseo marítimo, aquí podemos escuchar el sonido de un órgano cuyo sonido proviene directamente desde las olas del mar cuando tocan al mismo, los croatas lo han construido directamente en la roca haciendo agujeros que llegan a la superficie. Un poco más adelante está otra obra hecha con paneles solares cuyo nombre es “saludo al sol”.

Terraza, café, agua y nos vamos. Crema solar antes de salir, siguiente destino: Maslenica, tristemente famoso por su puente, hoy totalmente nuevo, donde tuvieron lugar encarnizados combates entre serbios y croatas por el control estratégico de la zona entre Zadar y la costa septentrional.

Pongo en el Tom el siguiente destino: Senj, hay 123 Km pero marca más de dos horas, en efecto han sido en su mayoría curvas, he disfrutado mucho, Mon no tanto. Además al final nos hemos encontrado con un grupo bastante numeroso del Firenze Chapter y ha costado varios kilómetros para adelantarlos a todos con ráfagas de viento incluidas.

Una vez llegados a Senj, paramos a repostar y al preguntar dónde podíamos comer nos indican en el castillo, allí que vamos. Dos filetes con champiñones, patatas fritas y arroz ha sido el plato para ambos, muy ricos. Nos ponemos de nuevo en marcha.

Seguimos por la costa, esta vez la carretera es bastante recta, a unos escasos kilómetros de Rijeka subimos a la autopista y entramos en la península de Istría.

El recorrido recomendado por la guía es por la costa pero visto el día que llevamos de curvas opto por ir por la autopista que discurre por el interior, la temperaturas bajan, nada de tráfico, llegamos a nuestro destino, Tom nos conduce cerca de nuestro destino ya que la calle en cuestión no está en su base de datos, al llegar cerca pregunto en una oficina de información turística y cinco minutos más tarde encontramos el lugar.

Se trata de una torre moderna con diferentes habitaciones, la dueña nos atiende en perfecto italiano, aquí es también idioma oficial debido a que en el pasado formaba parte de Italia. Una vez descargadas las maletas, me indica de entrar Ultra dentro y nada más entrar veo una Heritage softail aparcada. Nos ofrece de beber y con un mapa en la mano nos explica Pula.

Había leído que en una isla cerca de la costa hay un parque nacional y le pregunto, ella nos contesta y nos ofrece, si queremos, a que mañana haga una llamada para reservarnos dos plazas para la salida de las 11:30h les comentamos que sí. Mientras tomamos yo una cerveza y Mon su Cappuccino, llega el marido, amante de las motos, de hecho nos saca un álbum donde tiene diferentes recortes de periódicos donde aparece en distintas fotos y artículos. Resulta ser que él era el que organizaba la concentración aquí, hasta hizo venir al alcalde de Daytona Beach para digamos internacionalizar el evento pero por motivos políticos no pudo ser y dejó de organizarlo. Ahora tiene su Harley simplemente para dar un paseo de vez en cuando, de hecho la matricula que lleva es todavía de California.

Nos retiramos a la habitación, después de una buena ducha y una cena en el restaurante del puerto deportivo a un escaso quilómetro nos retiramos a descansar.

Pepe y Felipe están haciendo noche en Niza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: