2014_Brasov-Bucarest, Día 7, 235Km

octubre 10, 2014

Hoy es el último día del circuito, salimos cómo siempre puntuales sobre las 9:00h y unos minutos más tarde recogemos a Ienie a su hotel. Salimos del centro y subimos con la furgo a una colina, paramos cerca de una torre de vigilancia con el fin de poder sacar unas fotos de la ciudad pero desgraciadamente estamos en contraluz y hay una ligera niebla. Seguimos.

La carretera es de montaña, bosques a ambos lados, en unos veinte minutos llegamos a un pueblo donde predominan los hoteles, aquí en invierno los turistas, sobre todo Alemanes y judíos, y los rumanos con poder adquisitivo vienen a esquiar.

Seguimos hasta la localidad de Bran, aquí está el famoso “Castillo de Drácula” una de las atracciones más visitadas de Rumania (http://www.bran-castle.com).

Hay que destacar que el nombre le viene porqué el escritor Bram Stoker lo tomó como tal en su novela, en realidad el Conde Dracul solamente conquistó Bran en el transcurso de una disputa con los comerciantes de Brasov en 1459. Su ubicación es sobre una roca a unos 60m del suelo y funcionó como bastión defensivo y puesto de aduana entre Valaquia y Transilvania cuando ambas eran independientes. De hecho junto con Moldavia representan en la actualidad la mayoría de la superficie del país.

Aquí es la primera vez en este viaje que hay aglomeración de turistas, esto demuestra el nivel ya que el castillo no vale para nada, es uno de tantos y dentro no tiene nada que destacar. Una vez acabada la visita, paseamos por las tiendas de souvenir, compro un parche, nos tomamos un café y nos ponemos de nuevo en marcha.

Seguimos hasta el pueblo de Sinaia donde visitamos el monasterio. Empezado en el siglo XVII el conjunto está formado por edificios de distintas épocas debido a las diferentes ampliaciones que ha sufrido para poder albergar a todos los monjes. Dichas ampliaciones acabaron en el siglo XIX, está fortificado y ha sido el primer lugar de culto con iluminación eléctrica.

(http://www.viajes-rumania.com/monasterio_sinaia.html)

La última visita del día es el Castillo Peles (http://peles.ro) ubicado un poco más arriba del monasterio. Por fuera tiene una apariencia de chalet suizo inspirado en la arquitectura bávara. Entramos justo cuando sale una visita guiada en Español, nos adjuntamos.

Por dentro es una maravilla, el trabajo de la madera entallada es sensacional, todos los detalles están cuidados al máximo, tiene un sistema de calefacción funcional, cristal de Murano, Mármol de Carrara y un sin fin de objetos provenientes de distintos lugares del mundo. En la sala de armas hay una colección de varias piezas de origen europeo, seguimos la visita por el despacho del rey, la biblioteca, el dormitorio, los lavabos, la sala del desayuno.

Al finalizar la vuelta de la planta baja antes de subir a la escalera nos vuelven a pedir los tickets que nosotros no tenemos ya que siempre los compra Alex y se los queda, rápidamente salimos, le localizamos y se los pedimos pero él nos dice que la entrada del circuito es la simple y no la completa. No tenemos ninguna ganas de perdernos el resto de la visita así que le digo que no hay problema, pagamos la diferencia y volvemos a entrar. Ya hablaremos después del asunto.

Una vez arriba, nos juntamos de nuevo con el grupo y seguimos disfrutando de la visita, las salas de baile, el salón comedor, la salas de invitados, la sala oriental y el salón turco hasta llegar al teatro.

En mis viajes he visto muchos castillos pero éste, bajo mi punto de vista, es el mejor de todos incluido aquellos que son mundialmente conocidos cómo Versailles, Praga o Viena. Naturalmente me refiero a la parte interior.

Toca comer, Mon, Ienie e yo pedimos tres filetes crudos, al rato nos traen tres suelas de zapatos que nos negamos a comer, el camarero entonces se excusa diciéndonos que son congelados y crudos no se pueden servir, lo cambiamos por pollo.

Le comento a Alex que no veo para nada lógico que en un viaje de este tipo no se incluya una entrada completa al castillo y que ni siquiera se avise del tema con antelación ya que la diferencia no es cara y sí vale la pena, me da unas explicaciones lógicas pero yo le enviaré un e-mail a Cristian para que otros clientes no tengan que pasar por esta situación.

Nos despedimos de Ienie, la dejamos en la estación de tren, ella se va a Sibiu, nos da sus datos y nos invita a Méjico DF, nosotros seguimos hasta Bucarest.

Quedamos mañana con Alex a las 12:00h tenemos dos lugares pendientes antes de irnos al aeropuerto.

 

Fotos:

DSC_0195

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: