2015_Rio de Janeiro, Día 8

mayo 10, 2015

Hoy tenía que haber sido un día de descanso pero al final mi propuesta ha sido aceptada: volar sobre Rio y, la cuestión no es tirarse por la ventana, no, es tirarse desde un morro, es decir desde una de estas muchas montañas que se elevan por todas partes.

Esta actividad ya la había visto por internet pero la había dejado allí aparcada debido a que tampoco habían habido días tan despejados como hoy o simplemente porqué el tiempo disponible ha sido el que ha sido y no daba para más.

Volviendo al tema de tirarse, esta mañana nos hemos vuelto a poner en contacto con la agencia Rio Maximo para ver si era posible apuntarse al vuelo delta (http://riomaximo.com/ar/vuelo-en-ala-delta-en-rio-de-janeiro/), nos contestan que si, allí que vamos…

Desayuno donde siempre y ya nos recogen, en seguida llegamos, hoy domingo no hay tráfico. Una vez allí nos proponen dos tipos de vuelo: ala delta o parapente. JL e yo el parapente ya lo habíamos hecho en Andorra así que estaba claro que ala delta mientras Mon, también debido a que la posición vertical del parapente es más llevadera, escoge esta segunda opción.

Nos hacen rellenar un papel y nos llevan a una caja, JL me dice de sacar un dinero extra para la asociación de no se que, pues no, yo he pactado un precio con la agencia y no pienso pagar nada más, me pongo firme, me ponen mala cara, ellos me hablan en portugués, yo en español, a ver quien la tiene más gorda… al final no pago nada y subimos al punto de salida ubicado en la “Pedra da Gávea”, bien.

Una breve explicación de cómo salir, es decir, tu corres conmigo todo lo que puedas así cogemos carrerilla y más velocidad, fantástico, salgo primero. Tres cámaras GoPro nos graban y hacen fotos, las vistas espectaculares, un pájaro cerca de nosotros, vegetación abajo, mar en frente, playa entre ambos, paz y tranquilidad. Actividad muy segura y aconsejable.

Trás unos 8min de vuelo aterrizamos en la playa de São Conrado, todo perfecto, volvería a subir cómo tantas veces lo he hecho en el Dragon Kan de Port Aventura pero hoy no es el caso.

Nos sacamos los arneses y vamos al coche para ver cómo ha salido la grabación, la verdad es que bien, le pido el DVD. El chaval de 31 años que me ha llevado es piloto profesional de helicópteros, hace esto por diversión y para sacarse un sobresueldo, me parece perfecto. Tardamos un huevo debido a que hoy es el primer día que utiliza la nueva GoPro 4+ y la ha dejado con la máxima resolución tardando asimismo cuatro veces más de tiempo en transferir la grabación al DVD.

Finalmente nos volvemos a juntar, Mon estaba preocupada porqué no me veía, JL “preocupao” jajaja. Regresamos al apartamento. Nos cambiamos y vamos por primera vez a la playa. una vez untado con aceite, que raro, me duermo y solamente me despierto cuando tengo hambre.

Hoy nos apetece pescado, preguntamos y nos aconsejan un restaurante ubicado justo al lado del Copacabana Palace Hotel, allí que vamos. la comida buenísima, el vino también, para variar dos botellas, una mousse de maracuyá y unos chupitos. Ops no teníamos encima dinero suficiente para pagar así que rápidamente me voy al apartamento, vuelvo, liquidamos la cuenta y nos volvemos a tumbar en la playa, siesta !!!

Ahora, mientras escribo en el blog, ellos están durmiendo, sigue…

Aquí estoy de nuevo contando los acontecimientos. Mon se despierta justo cuando empiezo a preparar las cosas para poner en la maleta, uff. Despierto a JL, nos quedan pocas horas para estar juntos.

Todo más o menos recogido, salimos a cenar, vamos de nuevo al local que sirven la comida típica que aquí llaman “buteco”. Pedimos cerveza, que sirven muy fría, una ensalada caliente de salchicha con cebolla, buñuelos de bacalao y croquetas de carne. Otra cerveza, se intensifica la conversación, mas cervezas, pasa el tiempo, otra más, el reloj sigue su ritmo y nadie lo puede parar, es nuestra ultima cena, JL se marcha esta noche, nosotros mañana muy temprano.

Recordamos tantos momentos vividos juntos, no podemos acordarnos de todos, pero disfrutamos cada uno a su manera recordando los tiempos pasados, las batallas vividas, los puteos de uno al otro, nuestras vidas, nuestros amores, nuestra gente… JL se va al lavabo y a mi se me cae alguna que otra lagrima, al regresar cuenta que a el le ha pasado lo mismo. No nos pongamos sentimentales que ya somos mayores.

Pagamos la cuenta y nos invitan a una ronda más, al final siempre tenemos que dar la nota en el buen sentido de la palabra y recibir algo a cambio, buena gente.

Volvemos al apartamento y nos despedimos, juro que esta no será la última vez que vea a mi amigo, pase lo que pase nos volveremos a ver, no sé cuando ni donde pero se que así será, hasta luego AMIGO, buen viaje de regreso a BH.

Fotos: del vuelo, a la vuelta a BCN, el resto

IMG_0319

3 comentarios to “2015_Rio de Janeiro, Día 8”

  1. jose luis Says:

    Tio, has conseguido hacerme llorar, TE QUIERO, está claro que no será la ultima vez, por cierto SUEÑO REALIZADO, otro más, volar encima de Rio en ala delta, casi ná.

  2. Mon Says:

    Siempre me hablabas de tus cuatro amigos, tres italianos a los que ya conocía y un español… A este último había oído hablar de él y muy bien, por fin lo he conocido, José Luis, un tío auténtico y buena gente.
    Me a encantado poder compartir esta semana con vosotros y ser participe en vuestras conversaciones y recuerdos, sois muy divertidos juntos!!!!
    Hasta pronto José Luis…!!!!
    Amoree, contigo al fin del mundo TK

  3. jose luis Says:

    Gracias Mon, te amo !!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: