2016_Gubbio-Arezzo, Día 9, 103Km

junio 9, 2016

Tal y cómo era de esperar el desayuno ha sido concorde con el hotel, el peor hasta hoy. Nos ponemos los pantalones del traje de lluvia y dejamos atrás Gubbio, por la carretera algún que otro camión, curvas suaves hasta la vía rápida y un rato más tarde empieza a llover.

Paramos, nos ponemos la parte superior. Arrancamos, empieza a diluviar, el agua me molesta en la cara así que vuelvo a parar y me pongo el protector. Seguimos a una velocidad reducida detrás de un camión a unos 20m lo positivo es que nos va quitando el agua de la calzada.

Realmente pienso que de poco sirve tener autovías y autopistas gratuitas si hay falta de mantenimiento, me pregunto cómo es posible que en un país cómo Italia hayan tantos baches en las arterias principales, este tramo me recuerda el que hicimos en la única autopista de Rumana, imaginaros la comparación.

Desvío para Arezzo, una carretera secundaria, nada de tráfico, deja de llover, aparece el cartel que nos indica que dejamos atrás a la región de Umbria, poco frecuentada por los turistas pero merecedora de ser visitada y volvemos a entrar en Toscana donde seguiremos una semana más.

A pocos quilómetros de Arezzo vuelve a llover y además lo hace justo a la salida de un túnel. Una potente niebla nos envuelve, enciendo las luces antiniebla, esto parece pleno invierno, no es normal.

Antes de preparar este viaje me puse en contacto con mi amigo Salvino que no veía desde hace unos treinta años, él se vino a vivir aquí en el año ‘90, yo me fui en el ‘88 a Barcelona, es genial poder volver a vernos.

Esta vez Garvin acierta y nos deja delante de el que va a ser nuestro lugar de descanso por hoy, en este caso elegí un B&B bien ubicado, bien puntuado y además con una decoración super divertida.

Nos ponemos en contacto con la dueña, según su requerimiento por e-mail de ayer, antes de salir esta mañana y confirmar nuestra hora de llegada. Ya nos está esperando.

El edificio es de construcción reciente, en realidad cada habitación independiente sería el equivalente de una tienda en planta baja en el exterior, es espacioso, el baño es tan moderno que hasta me resulta extraño teniendo en cuenta de que estamos en Italia, perfecto.

En seguida llega “Salvo”, nos abrazamos, no ha cambiado mucho, él me dice lo mismo, quedamos en que nos pasa a buscar más tarde para comer en su casa, acepto de buen grado su invitación.

Mientras Mon se ducha yo empiezo a secar un poco los cascos, los guantes, etc.

Salimos a darnos una vuelta con la idea de ir al centro pero nos damos cuenta de que no nos va a dar tiempo, solamente hacemos unas fotos a un parque ubicado al lado donde unos árboles perfectamente alineados nos hacen gracia.

Tomamos un aperitivo hasta la hora que nos vienen a buscar.

En seguida llegamos a su casa donde Federica, su hija, nos ha preparado un plato de pasta de primero y pavo de segundo, todo muy bueno.

Charlamos, recordamos viejos tiempos, él ha sido el primero del grupo en casarse, en tener hijos y a ser abuelo, consecuentemente el próximo seré yo teniendo en cuenta además que el año que viene Laura se casa…

Acabamos la comida, nos acompaña al centro y nos explica un poco el recorrido, quedamos en cenar esta noche con su mujer.

Empezamos nuestra ronda por la “piazza del Duomo” donde visitamos la catedral, nada del otro mundo por fuera y bastante oscura por dentro, salimos y seguimos hacia la “Fortezza Medicea” una fortaleza ubicada al lado de un parque. Al llegar a su entrada nos damos cuenta de que está en obra y no se puede visitar, bueno.

El cielo se tapa en poco tiempo, empieza a tronar y acto seguido vuelve a llover, menos mal que decidimos hacer nuestras vacaciones en junio…

Pues nada chubasqueros y a seguir.

Paseamos debajo de unos pórticos que nos llevan a la “piazza Grande”, los edificios tienen banderas variopintas, lástima que el montaje de una gradería gigante estropea la foto panorámica, la hago en dirección opuesta, siempre hay una salida.

Entramos ahora en la “chiesa di San Francesco” importante por los murales de la capilla pintados por Raffaello, dejan estar en este punto cómo máximo 30min pero al estar abarrotado de turistas y de guías explicando, nosotros hacemos un par de fotos y saliimos.

Seguimos paseando, visitamos la “casa Vasari” un personaje evidentemente famoso aquí pero no tenemos ganas de leer las explicaciones que hay en la planta baja así que subimos a la primera y vemos distintas habitaciones, todas ellas completamente pintadas y con cuadros de la época renacimentista, nos vamos.

Regresamos al B&B a descansar un poco.

Sobre las 20:30h Salvino nos pasa a buscar con su mujer y nos vamos a cenar en un local donde trabaja la pareja de si hija menor. La cena perfecta, la velada también, hablamos de viajes y los intento convencer de que vengan a Barcelona, ellos me proponen ir a Sevilla para ver a Ciccio, es una opción.

Un dado curioso que no sabía es que Arezzo está ubicado exactamente en el medio de la bota, a 150Km del mar tanto por un lado que por otro. Finalmente nos acompañan a descansar, mañana tenemos bastantes quilómetros por hacer y visitas durante el recorrido que nos conducirá a la costa.

Fotos:

IMG_3212

Una respuesta to “2016_Gubbio-Arezzo, Día 9, 103Km”

  1. spalau Says:

    Muchas felicidades!
    Ya esta muy lejos aquella niña de 14 años que visito Grecia con su padre…
    No me puedo creer que el espiritu libre de Laura se case!
    Enhorabuena de mi parte, futuro abuelo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: