2018_Paris-BCN, Día 7

mayo 6, 2018

Ayer hablamos de la posibilidad de hacer el tercer intento para ver las catacumbas pero esta mañana hemos optado por descansar un poco más y tomarnos este domingo con calma así que hemos desayunado tranquilamente, ducha, fría por supuesto, mientras yo empezaba con las maletas, Mon preparaba la comida del medio día para llevarnos al tren, una tortilla de seis huevos con patata y calabacín y también una pechuga de pollo que hago yo mientras ella pasa a la ducha.

Recogemos el piso, tiramos la basura, sacamos las sabanas, cerramos maletas, envío un WhatsApp a Xabi para despedirnos y por última vez cogemos la L13 y la L1 hasta la estación donde llegamos con 1h de anticipo. Me siento y mientras Mon se va de compras me pongo a ver lo que está haciendo el Inter, gana 0-1 y acaba la primera parte 0-3, vamos bien. Vuelve Mon y acto seguido sale en la pantalla la vía del tren, allí que vamos sin ningún tipo de control de billetes, de documentación, de metal-.detector, vamos cómo antiguamente, alucino.

Subimos al vagón, nos acomodamos, el tren arranca, tengo hambre, comemos, una vez acabado, Mon va por dos cafés, yo me pongo con el blog, el tren va casi a 300Km/h.

Sin novedades al frente, un poco antes de la primera parada en Valence, pasa el revisor el cual se limita a verificar que el billete corresponde al asiento, yo podría haber sido otra persona pero parece ser que es lo único que les importa, tanto control para viajar en avión y tan poco en tren…

El tiempo va pasando, paramos en Nimes, Montpellier, Perpignan, Figueres, Girona para finalmente llegar a Barcelona Sants, esta vez, puntuales.

Subimos y nos dirigimos a la entrada de cercanías, Mon pasa la T-10 y me la da, yo la pongo y “titol esgotat” vaya, pues nada, no podía acabar el viaje sin ningún tipo de contratiempo, suerte que este no es ni siquiera un problema, saco uno nuevo y para casa que vamos.

Dejamos las maletas y nos vamos al Tennis a ver el clásico Barça-Real Madrid y a cenar algo, antes de la media noche a la cama con nuestro colchón duro, hoy seguro que dormiremos cómo angelitos.

Una semana se hace corta pero las hemos aprovechado a tope, la App del iPhone marca 74,7Km andando y 182 pisos subidos, París sigue siendo para mí la misma ciudad de siempre, esta vez he podido hacer cosas que no había hechos las veces anteriores cómo por ejemplo la visita del Panteón y subir a la Torre Montparnasse, ha estado bien, ahora hay que empezar a planificar el siguiente viaje, hay todo el tiempo del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: