2019_Sesto-Bormio, Día 11, 370Km.

septiembre 11, 2019

Ayer Mon me preguntó cuantos kilómetros íbamos a hacer hoy y, al ser relativamente pocos, me dijo de que nos lo tomaríamos con calma, le contesté que vale. Lo que ella no sabía es que conduciendo por carreteras de montañas los tiempos cambian sustancialmente.

Yo me he levantado cómo siempre sobre las 8:00h y, saltándome de contar la rutina de cada mañana, paso a escribir directamente la hora de salida, las 11:30h.

Una vez más recorremos el camino de ayer pero esta vez no habrá retorno o, por lo menos en este viaje, así que una vez pasado el paso de Falzaredo bajamos hacia Arabba, en este tramo volvemos a disfrutar de varias curvas y del paisaje.

Torcemos ahora hacia el norte y volvemos a subir hasta llegar a Corvara in Badia donde hacemos una parada cerca de una terraza con varios moteros, un café y seguimos en dirección del paso Gardena. Seguimos disfrutando de lo que nuestros ojos pueden ver, llegamos a Ortisei.

Un rato más tarde entramos en una carretera mucho más concurrida que nos lleva hasta Bolzano, la capital de la región, ubicada en un valle ancho, sin querer se ha hecho tarde, paramos a comer un bocadillo rápido. Una vez en Bolzano, por suerte necesitamos recorrer tan solo un pequeño tramo dentro de la zona urbana para finalmente entrar en una autovía que nos llevará hasta Merano.

En este tramo y en el sucesivo hasta llegar al Parco Nazionale dello Stelvio hay plantaciones de manzanas a ambos lados de la carretera, kilómetros y kilómetros, aquí está la fábrica de Marlene entre otras, las manzanas que compro en Mercabarna.

Llega por fin el tan famoso y esperado “Passo dello Stelvio” que todo motero y ciclista tiene que hacer por lo menos una vez en la vida y nosotros también. Aquí no hay medias tintas, en este lado se empieza a subir y es directo hacía arriba, una curva cerrada detrás de otra, si ya es complicado con cualquier tipo de moto, obviamente con una Harley la cosa se complica bastante y, si calculamos además que entre las maletas, el depósito y nosotros nos vamos alrededor de unos 600Kg, la cosa se hace aún más difícil.

La suerte es que en la hora estamos no encontramos prácticamente tráfico, nos hemos cruzado con muy pocos vehículos y alguna moto. Poco a poco vamos subiendo, cada vez hay más nieve, a partir de la segunda mitad, unos divertidos peludos, no se si son castores o algún otro roedor, se nos van cruzando por la carretera.

Cómo el que no quiere la cosa, llegamos arriba, todo menos la carretera está completamente nevado, paramos al lado del cartel el cual nos indica la altitud 2.758m y 48 curvas cerradas. Entramos en una tienda para comprarnos un parche y la señora nos pregunta a donde vamos, le contesto que a Bormio y ella me dice: bueno, ha habido un desprendimiento y han cerrado la carretera pero no hay problema, bajáis por el lado suizo y regresáis por Livigno… es decir, la vuelta son unos 85Km cuando en realidad faltaba unos 25Km.

No queda más remedio que hacerlo así que nos ponemos en marcha, bajamos poco a poco, este lado la bajada es más suave, se pone el sol, pasamos por pueblos donde no nos cruzamos con nadie, ni personas ni vehículos, cuando finalmente vemos un cartel que pone Livigno y un túnel, preguntamos y nos dicen que si, es por allí.

Este túnel tiene semáforo, es de un solo carril a circulación alterna, se pone verde, entramos, al salir un peaje. Sucesivamente un tramo de varios túneles que bordean un lago hasta llegar a Livigno donde paramos a repostar, aquí estamos en un “porto franco” un lugar con un régimen especial para lo que respeta a los impuesto, de hecho la gasolina verde nos sale a 1€/l cuando en Italia vale casi el doble, bueno algo positivo no!!!

Empezamos la bajada, pasamos una aduana, si dentro de Italia, seguramente porqué aquí la gente sube a comprar tabaco, alcohol, etc, no nos paran, seguimos hasta legar finalmente al hotel. Check-in, aparcamos a Desy, ducha, cena en un restaurante recomendado muy cerca y a dormir, mañana nos esperan muchos kilómetros, tenemos que cruzar Suiza y un buen trozo de Francia para llegar al pueblo donde vive Christine.

Fotos: cargándose…

Una respuesta to “2019_Sesto-Bormio, Día 11, 370Km.”

  1. Mon Says:

    Ahora se que por montañas no cuentan los kilómetros!! 😂😂
    He de confesar que en el Passo dello Stelvio pasé un poco de miedo, pero como siempre confié en ti, sabiendo que eres un buen road!!! TVMB


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: